El robo de celulares en Argentina, una problemática creciente con solución

447

La inseguridad es moneda corriente en Argentina, se trata de un problema transversal, que afecta a todos los sectores sociales y en la mayoría de las provincias argentinas. Claro está, su epicentro es en Capital Federal y principalmente en el Conurbano bonaerense. Según estudios recientes, en Argentina se registran aproximadamente más de 4200 denuncias de robos de celulares diarios, una cifra que roza la locura y demuestra la fragilidad a la cual los habitantes poseen en su vida cotidiana. En 2017, se registraron más 4 mil robos por día, la mayoría de ellos en la vía pública.

¿Y se está trabajando en esta problemática actualmente? Puede decirse que sí y no: A fines de agosto de este año se introdujo una nueva medida para combatir el comercio ilegal de celulares robados (pudiendo denunciar y desactivar para siempre el uso del celular robado), todavía queda mucho por hacer. Frente a este panorama, los consumidores se plantean nuevas alternativas para asegurar sus teléfonos móviles. Un servicio que cobra cada vez más popularidad debido al alto costo de los dispositivos y al incremento de los robos. Los ciudadanos argentinos necesitan contrarrestar la deficiencia de las fuerzas de seguridad y mantenerse al menos asegurados si es que un ilícito los llegara a alcanzar.

La causa y gran parte del problema está en el mercado ilegal y su millonaria suma de dinero manejado a diario. El creciente precio de estos dispositivos y el perfeccionamiento de los mismos dan lugar al mercado ilegal de smartphones que no solo preocupa a las autoridades, sino también a los usuarios.

Los elevados costos de los celulares y como mencionaba anteriormente la cantidad de robos que se registran a diario, contribuyen a que los consumidores se planteen pagar un seguro.

¿Y cuál es la solución? Claro está que la solución debería comenzar a ser de fondo y atacar a esta problemática fuera de control desde las bases de la sociedad con educación, pasando por una limpieza de las fuerzas de seguridad y un real combate a las mafias ilegales que mueven y movilizan el negocio del robo en la vía pública, en este caso, más específicamente de los celulares. Frente a este panorama, los usuarios, entonces, optan por contratar seguros adicionales para proteger sus dispositivos. Los elevados costos de los celulares y como mencionaba anteriormente la cantidad de robos que se registran a diario, contribuyen a que los consumidores se planteen pagar un seguro. Esto, a su vez, genera más espacio para las aseguradoras de celulares. Por ejemplo, la empresa estadounidense Apple brinda su propio servicio, conocido como AppleCare. Pero, a su vez, otras empresas como la SFAM (Sociedad Francesa de Seguros Multirriesgo), decidieron invertir en brindar una solución para los usuarios, como lo son seguros para celulares por robo o pérdida.

A fines de agosto de este año, se introdujo una nueva medida para combatir el comercio de celulares robados.

Aquí existe otro punto importante en toda la problemática y su posible solución. Los consumidores, ergo propietarios de celulares smartphones costosos, comenzaron a ver al seguro como un tipo de financiación necesaria en caso de pérdida o robo más que un gasto, sino como algo realmente necesario. La empresa francesa que mencionaba SFAM ya logró alcanzar un crecimiento superior a 2.500% en tan solo cinco años y expandir su negocio operando en países como Bélgica, España y Suiza.

 

¿Y cómo se está combatiendo a este delito continuo, irritante y tan preocupante en todos los habitantes argentinos? A fines de agosto de este año, se introdujo una nueva medida para combatir el comercio de celulares robados. A partir este momento, los celulares denunciados como perdidos, robados o falsificados, son bloqueados. Esto significa que inmediatamente dejan de funcionar y no pueden ser comercializados para ser utilizados nuevamente con una nueva línea.

¿Qué podemos esperar para el futuro? La realidad es que se trata de una buena primera medida para bajar el delito del robo de celulares y se combate desde una forma superficial el real problema. Una política de Estado se necesita para acompañar este tipo de medidas que pueden servir, obviamente, pero solamente si son acompañadas de políticas de fondo como hablaba previamente. Se debe componer una unión y una logística avanzada de comunicación entre el Estado que luche con toda la convicción para mejorar la educación, las fuerzas de seguridad en su conjunto e individualmente que rechacen todo tipo de corrupción y ligazón al comercio ilegal y frenen en la acción diaria a los delincuentes y las medidas como las de bloquear los celulares que sean robados para cerrar un círculo que en este momento se encuentra lejano. Los seguros por robo o pérdida, entonces, no dejan de ser una gran opción para que los usuarios se encuentren más tranquilos.




4 thoughts on “El robo de celulares en Argentina, una problemática creciente con solución

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *