Rodrigo Noya se ofendió al recibir un dibujo que él catalogó como Bullying

187

El actor Rodrigo Noya denunció que se sintió víctima de bullying tras recibir un dibujo de un personaje de los Simpson con el que lo estaban comparando.

Destaca que lo ocurrido al actor plenó todas las páginas de los diarios. Resulta que Noya pidió un delivery y junto a la milanesa que era el platillo solicitado, recibió un dibujo de Milhouse, personaje de la tira norteamericana Los Simpson.

Al parecer el establecimiento quiso sorprenderlo con un singular obsequio que lo que hizo fue ofender al artista.

En tal sentido Noya acudió a sus redes sociales para denunciar lo ocurrido.

“Yo no sé si me están haciendo bullying o qué, porque pedí una milanesa y me la traen así, con un Millhouse. ¿Es normal esto?”, preguntó Noya, en un video que compartió en sus historias de Instagram.

Cabe destacar, que no es la primera vez que el actor es comparado con el mejor amigo de Bart  Simpson por sus anteojos y sus facciones.

El personaje Millhouse es amigo de Bart y es considerado un chico solitario sin éxito en el amor pero que es muy brillante.

Sin rencores

La denuncia de Noya en las redes generó infinidad de reacciones, a tal punto que llegó a oídos del establecimiento que de inmediato dio un paso al frente a través de su cuenta oficial en donde hizo público su comunicado.

 “Queremos informar que nos enteramos de lo ocurrido con el actor Rodrigo Noya y el pedido que realizó por delivery a nuestra sucursal de Belgrano”.

Pese a que en el comunicado aseguraron que no tuvieron mala intención, el actor les había dicho que lo tomó con mucho humor, de igual forma le pidieron disculpas a Noya si lo habían hecho sentir mal.

Aun así, le pedimos las disculpas del caso, identificamos al responsable y él se siente muy apenado. Agradecemos la buena onda de Rodrigo y enfatizamos nuestro repudio a cualquier forma de bullying u ofensa hacia otras personas”.

Noya republicó este comunicado en su cuenta de Instagram al que loe sumó un mensaje de agradecimiento y haciéndoles saber que no guardaba rencores. “¡Gracias por esto! ¡En ningún momento lo tomé como ofensa! ¡No perdamos el humor, gente!”. 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *