Rousseff sigue bajando su popularidad

180

La popularidad de la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff sigue en caída histórica en medio de una fuerte crisis política.

De acuerdo a estudios que realizó la firma Ibope, el porcentaje de encuestados que calificaron al gobierno de Dilma Rousseff, considera su gestión actual como “malo” o “terrible” con casi el 70% la considera negativa, todo esto debido a la reciente crisis política y social que atraviesa la nación suramericana ante los continuos casos de corrupción, donde se implica a funcionarios del gobierno como la estatal petrolera Petrobras. Además de ello, también se destaca el momento crítico que Rousseff está atravesando, por encontrarse en medio de un proceso de juicio político en el Congreso por acusaciones de malversación de fondos.

[pullquote]Corrupción movió la estabilidad del ámbito político de Brasil en el 2015.[/pullquote]

Inició bien pero, la popularidad de Rousseff se desplomó el año pasado en medio del inicio de su segundo mandato, que luego se vio afectado por la caída de Brasil en una recesión, de la cual se espera sea una de las más acentuadas para el país desde la década de 1930 cuando hubo el gran período en la historia económica mundial que afectó a diversas regiones del planeta. Desde ese entonces, la investigación sobre una subida exponencial de escándalos de corrupción en la empresa estatal Petrobras, alcanzando a su círculo más cercano, dio origen a nuevos movimientos sociales y llamados de grupos de la sociedad civil para que renuncie a su cargo o sea sometida a un juicio político.

8 de cada 10 brasileños, en la actualidad, no confían en Rousseff, de acuerdo con el sondeo de Ibope. La muestra de entrevistados que realizó Ibope fue a 2002 personas entre los pasados 17 y el 20 de marzo, con un margen de error de 2 puntos porcentuales en ambos sentidos.

Otras encuestas indican que más de dos tercios de los brasileños quieren que la mandataria de izquierda afronte un juicio político.

Perdiendo socios

La popularidad del gobierno de Brasil apenas cuenta con un poco más del 10% de apoyo, señalaron otras encuestadoras, un ínfimo aumento con respecto a su estimación el año pasado. Además, la mandataria enfrenta la pérdida de sus socios de coalición y la disputa interna entre miembros de su propio partido, lo que podría elevar la posibilidad de que sea sometida a un juicio político.

Manifestación de miles de brasileños la semana pasada en rechazo al gobierno de la presidenta de Brasil Dilma Rousseff quien cada día se encuentra más acorralada ante los casos de corrupción vinculados en su gestión y la fuerte crisis económica que atraviesa su nación.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.