Rusia 2018: Lo que sucedió con el trofeo cuando Francia lo ganó

180

El momento que perdurará en la mente de los asistentes a la final de Rusia 2018, será el que Francia levantó la copa de los campeones. Los franceses son los nuevos campeones del mundo.

Otro instante memorable fue cuando el capitán de Francia, Hugo Lloris, alzó la Copa del Mundo de la FIFA. Vestido de amarillo, cercado por sus compañeros, bajo el torrencial aguacero que cubrió el estadio Luzhiniki de Moscú.

Lloris fue el primero en besar la codiciada Copa que se entregó al combinado de Francia como campeón del Mundial de Rusia 2018 luego de vencer a Croacia.

Después pasó de mano en mano entre los futbolistas, cuerpo técnico y personas relacionadas a la delegación, cada uno aspirando tocar el resplandeciente trofeo dorado en un protocolo que se repite cada cuatro años.

Al apagarse las luces del estadio y cuando las transmisiones de los medios de comunicación terminan, empieza la admiración íntima del trofeo, el original, que custodiará Francia de regreso a París para ser parte de todas las celebraciones.

Luego de Rusia 2018 la Copa volverá a la FIFA

Después de unas semanas, en una fecha que nunca dan a conocer por razones de seguridad, la Copa volverá al pequeño pueblo de Paderno Dugnano en Milán, al norte de Italia.

Desde siempre, los capitanes de los diferentes equipos campeones han levantado al cielo una copa de algo más de 6 kgs. de peso, hecho en oro de 18 quilates (la mitad del peso del trofeo es oro puro) y con dos anillos de malaquita en su base. Su precio, según expertos, ronda los 150 mil euros.

Luego de los festejos, el trofeo original es sustituido por una réplica exacta que será la que mostrará el equipo campeón durante los siguientes cuatro años. Es la Copa más deseada, pero la menos disfrutada.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *