Rusia pidió que EEUU retire sus tropas de Siria tras la derrota de Daesh

204

Roma.- Serguei Lavrov, canciller ruso, solicitó ayer viernes a EEUU que retire a todas sus tropas de Siria luego de la derrota de Daesh.

“Esperamos que se retiren todas las unidades extranjeras no invitadas por las autoridades sirias o las que no tienen el mandato correspondiente del Consejo de Seguridad de la ONU (CSNU), después de que termine la guerra con el Estado islámico (Daesh en árabe)”, dijo Lavrov.

Incluso, el jefe de la Diplomacia de Rusia describió como “absolutamente innecesaria” la zona militar que los EEUU diseñó en el terreno sirio de Al-Tanf.

Lavrov manifestó que no es necesaria la presencia de tropas estadounidenses en Daesh

Desgraciadamente, los militares estadounidenses crearon una zona de 55 km en Al-Tanf, donde ciertamente, no era necesario”, comentó Lavrov en medio de una conferencia de prensa en Roma.

Las afirmaciones corresponden a una publicación que hizo el periódico The Washington Post, donde afirmaron que Washington intenta mantener sus tropas en Siria luego de derrotar al grupo terrorista autodenominado Daesh.

Lavrov ha declarado que dciha zona militar sólo puede ser necesaria “si EE.UU. busca dividir Siria en partes” para instaurar ciertas autoridades locales que no mediarán con el Gobierno de Siria.

“Todos comprenden perfectamente que con la retirada de nuestro contingente los estadounidenses obtendrán un control total del espacio aéreo de todos los países de la OTAN, sin ningún combate en el aire”, agregó el senador.

Lavrov  aprovechó la intervención en el Foro Internacional Diálogos sobre el Mediterráneo, para recalcar que “dentro de esta zona se encuentra un campo de refugiados que los terroristas emplearon con regularidad para escapar de este territorio”.

Al iniciar el mes de octubre, el Ministerio de Defensa de Rusia manifestó que la base de Al-Tanf “se ha convertido en un agujero negro pasando los 100 kilómetros en la frontera entre Siria y Jordania”.

Además, declaró que Daesh, desde esta área, lanza “ataques sorpresa y atentados terroristas contra las fuerzas sirias y los civiles”.

Moscú denunció que Washington comete “crímenes de guerra” en esa zona cerca de la frontera con Irak y Jordania para imposibilitar que los refugiados de Al-Tanf tomen la ayuda humanitaria.

Los funcionarios sirios rechazaron en reiteradas ocasiones la presencia de las tropas en la estratégica zona de Al-Tanf, asegurando que Washington desea frenar el avance del Ejército sirio ante los terroristas de Daesh en el sur del país.