Salen a la luz pruebas usadas en la acusación contra Juan Darthés

216

El resultado de las pruebas forense efectuadas a Thelma Fardín tras denunciar a Juan Darthés, forman parte de los elementos considerados por la justicia en este caso de abuso sexual.

Según especialistas en derecho, el panorama se torna gris para el artista por la causa abierta en su contra, luego de la denuncia efectuada por Thelma Fardín, quien lo señala como autor material de abuso sexual en el año 2009, cuando ella apenas tenía 16 años de edad.

A través de el portal Infobae se conoció parte del informe efectuado por la forense nicaragüense Heydi Trujillo quien ratificó que: “la examinada Thelma Inés Fardin brinda un testimonio compatible con violencia sexual”.

Adicional a ello los especialistas efectuaron otros análisis en los que descartaron que  esta pudiese padecer de algún tipo de discapacidad física o psíquica.

La pruebas que sustentaron la investigación inicial las efectuaron  cuatro peritos forenses (dos nicaragüenses y dos argentinos) ante la Justicia de Nicaragua para que la fiscal Sandra Dinarte imputara a Juan Darthés por violar a la actriz Thelma Fardin cuando tenía 16 años.

Causa avanzará con rapidez

La psicóloga nicaragüense María Raquel Aráuz señaló que la joven muestra evidentes signos de abuso que le afectan en su diario vivir, ya que presenta “un cuadro sintomático de miedo, amenaza interna, tristeza, vivencia de vacío y ansiedad”.

Para el psiquiatra argentino Enrique Oscar Stola, Fardin expresa “recuerdos angustiosos recurrentes involuntarios e intrusivos”.

La forense reveló que a nivel físico no existen mayores evidencias que contribuyan a lo expresado por la víctima en las entrevistas psicológicas.

Pese a ello los expertos están muy optimistas respecto a los resultados, ya que la legislación moderna establece que las pruebas periciales psicológicas en casos de violencia sexual tienen mayor peso que las valoraciones físicas.

Esto fue dado para brindar contención a las víctimas que realizan denuncias de manera tardía y en quienes las pruebas físicas se hacen muy difíciles de obtener, como el semen, golpes, rasguños, señas de penetración o estados de embarazos y enfermedades de transmisión sexual, que si pueden evidenciarse en aquellos casos considerados como flagrancia.

Aparte del equipo de psicólogos y forenses, se contó con el testimonio de 10 personas quienes efectuaron importantes aportes a través de sus declaraciones.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *