jueves, octubre 21, 2021
InicioInternacionalesSarkozy, imputado nuevamente

Sarkozy, imputado nuevamente

Francia- El ex presidente francés fue imputado por la financiación irregular de su campaña electoral en el año 2012.

El actual presidente del partido Los Republicanos asistió hoy a la cita convocada por el Tribunal de Gran Instancia de París, que tras 11 horas de interrogatorio, lo imputó en la causa Bygmalion.

[pullquote]En el año 2014, el ex mandatario había sido imputado por los delitos de corrupción,tráfico de influencias y violación del secreto de instrucción. [/pullquote]

El caso toma el nombre de Bygmalion, la empresa organizadora de eventos que habría emitido facturas falsas con motivo de que el candidato a presidente en ese entonces pudiera financiar su campaña pasando por alto el límite legal de 22,5 millones de euros.

Según informa el diario español El País, Sarkozy se libraría de anteriores imputaciones, tales como falsificación, estafa y abuso de confianza.

Thierry Herzog es el abogado del ex presidente y ha asegurado que éste no tenía conocimiento de la existencia de tales facturas falsas y a su vez, que esta nueva imputación es simplemente una «infracción formal». Ya es sabido que la causa lleva tiempo en la justicia y Sarkozy, lejos de realizar una autocrítica, siempre ha negado que existiera un sistema de corrupción para financiar su campaña.

Aún así, la justicia sigue investigando qué papel jugó Sarkozy en la campaña para su reelección, campaña que terminó perdiendo frente al socialista François Hollande. Las facturas que emitía la empresa Bygmalion eran por un monto que sumaba 18,5 millones de euros, dinero que iba, según la justicia francesa, a la campaña de Sarkozy.

Lo que la justicia busca saber, es si el ex presidente estaba al tanto o no de esta situación, y si de ser así, promovió que las facturas siguieran siendo creadas.

Sarkozy se presentó a elecciones en ese entonces con el partido Unión por un Movimiento Popular (UMP), cuyo presidente era François Copé. La justicia investigó a la empresa Bygmalion y también al UMP. El escándalo fue tan importante que Copé tuvo que renunciar a su cargo y la UMP terminó por desaparecer.

En el año 2014, el ex mandatario había sido imputado por los delitos de corrupción,tráfico de influencias y violación del secreto de instrucción.  Asimismo estuvo preso durante 15 horas mientras declaraba. Se sospechaba que contaba con una enorme cantidad de informantes que le pasaban datos sobre cómo progresaba la investigación en su contra. Debido a dicha sospecha, lo sometieron a escuchas telefónicas que terminaron confirmando la hipótesis.

Fue así que también descubrieron que poseía un celular clandestino a nombre de otra persona, para poder hablar con  su abogado Thierry Herzog. A su vez, Herzog tenía otro celular clandestino para poder contactar al juez Gilbert Azibert, quien actualmente está imputado.

Lo cierto es que la imagen de Sarkozy está más que manchada como para que se presente a las elecciones del año entrante en Francia, país que está atravesando una crisis política importante y que cuenta con una sociedad demasiado vapuleada por los actos de corrupción de varios de los funcionarios gubernamentales.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments