Se agudiza la tensión entre China y EEUU

126

Pekín.- A través de un artículo, el Global Times, periódico conocido por su firme patriotismo chino y su relación directa con el Partido Comunista de ese país, no tardó en responder con dureza a las alusiones, no menos controversiales, que el secretario de Estado designado por Trump, Rex Tillerson, hizo durante su audiencia de confirmación en el Senado: sugiriendo que Washington no permitiría a China el acceso a las islas del Mar de China Meridional que reclaman países vecinos.

Tillerson comparó la construcción de esas islas artificiales con “la toma de Crimea por parte de Rusia” en perjuicio de Ucrania. “Vamos a tener que enviar a China una señal clara de que, primero, la construcción de islas se termina, y segundo, su acceso a esas islas tampoco se puede” expresó el miércoles en su audiencia de confirmación.

[pullquote]El medio se atreve a echar más leña al fuego anticipando un posible conflicto atómico, al señalar que Tillerson haría bien en ponerse al día en estrategias nucleares si quiere que una potencia nuclear -en referencia a China- se retire de sus propios territorios”.[/pullquote]

La prensa oficial china advirtió hoy al gobierno del presidente electo de EEUU, Donald Trump, de que si continúa con sus desafíos -en especial respecto de éste asunto-, ambas partes, tanto Beijing como Washington, “deberían pensar en prepararse para un enfrentamiento militar”:“A menos que Washington planee lanzar una guerra a gran escala en el Mar de China Meridional, cualquier otro método para evitar el acceso chino a esas islas será estúpido”, aseguró Global Times.

Pero la polémica no se detiene ahí. El medio se atreve a echar más leña al fuego anticipando un posible conflicto atómico, al señalar que Tillerson haría bien en ponerse al día en estrategias nucleares si quiere que una potencia nuclear -en referencia a China- se retire de sus propios territorios”.

“Justo en el momento en que Filipinas y Vietnam intentan entibiar sus relaciones con China, las palabras de Tillerson no podrían ser más irritantes”, se explaya Global Times, que ya cuenta con un buen número de artículos críticos, publicados a lo largo del año, en relación al magnate.

“Como Trump todavía tiene que jurar su cargo, China ha mostrado contención cada vez que los miembros de su equipo han expresado puntos de vista radicales, pero EEUU no debería pensar que Pekín tiene miedo de sus amenazas”, señala el rotativo, del mismo grupo editorial que Diario del Pueblo.

La zona de la disputa incluye parte de las Islas Spratly, un grupo de más de 750 arrecifes, islotes, atolones y cayos cuya soberanía también reclaman total o parcialmente Brunei, Malasia, Taiwán y Vietnam.

Pese a todo, el Global Times deja abierta la posibilidad de que las palabras de Tillerson,”las más radicales que EE.UU ha emitido hasta ahora” sobre la cuestión del Mar de China Meridional, sólo hayan sido un gesto de cara a su nombramiento, con el fin de mostrarse como un político firme hacia Beijing.

Por otra parte, otro periódico local, el China Daily, también se sumo a estas voces, relativizando los dichos de Tillerson y señalando que “es mejor no tomar en serio sus declaraciones, ya que se trata de una mezcla de ingenuidad, miopía, prejuicios sobados y fantasías políticas no realistas”. Sin embargo, estimó que si las ideas del futuro secretario de Estado se pusieran en práctica “en el mundo real”, esto iniciaría el camino “hacia una confrontación devastadora entre China y Estados Unidos”.

Esta disputa territorial, que implica a otros cinco países vecinos, comenzó a materializarse hace cuatro años con una denuncia de Manila ante la La Corte Permanente de Arbitraje de La Haya (CPA), acusando a Pekín por ocupar áreas del mar de China Meridional que Filipinas considera parte de su zona económica exclusiva. Pekín, a su vez, se atribuye la soberanía de aproximadamente el 90% de este mar, que cuenta con un tráfico marítimo anual de 5 billones de euros en bienes, y que se sospecha rico en recursos naturales. En los últimos dos años se han acelerado las obras y equipamiento de siete islotes artificiales, dotados ya de pistas de aterrizaje y, según el “think tank” estadounidense CSIS, de sistemas de defensa que incluyen lanzaderas de cohetes anti-misiles.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *