labores

Se consolidó baja generalizada de superficie agrícola uruguaya

36

Uruguay.- La disputa por resultar el productor más competente en la labranza de la tierra, posee al área agrícola del Uruguay a la defensiva. En este sentido los datos y disposiciones dadas a conocer por el Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca del Uruguay (MGAP) durante esta semana añaden luces anaranjadas en relación a la capacidad de competir del agro uruguayo.

De acuerdo a las cifras gubernamentales divulgadas recientemente por la Dirección de Estadísticas Agropecuarias (DIEA) del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca del Uruguay bajó el área de trigo,  además de otros rubros como: cebada, maíz, sorgo y soja. Así, durante los últimos cinco años se han perdido cerca de quinientas mil hectáreas agrícolas productivas.

Según reseñó El Observador de Uruguay, no únicamente resulta revelador que la proyección sea de disminución en todos los cultivos primordiales, (a los que se agrega el arroz), sino que al mismo tiempo en todos los casos el área se derrumba luego de cosechas récord en rendimiento en años anteriores.

De esta manera en un año en el que los cultivos asumieron regadío gratuito, en el caso particular de los cultivos de verano, se estima que permanecerán diseminados en las próximas semanas y que el riego continuará presente para certificar un buen arranque de las cosechas.

Resultado de imagen para Se consolidó baja generalizada de superficie agrícola uruguaya

Cultivos en regresión

Por otra parte, se profundizará un énfasis considerablemente volcado a la producción de soja, la cual representará más del noventa por ciento de los cultivos de verano, según  las proyecciones del Ministerio de Ganadería Agricultura y Pesca del Uruguay.

A nivel administrativo se espera que la oleaginosa (soja) pierda más de cuarenta mil hectáreas, al menos en la cotejo con la misma fuente estadística (DIEA).  De este modo pasaría de poco más de mil millones a mil cien millones de hectáreas en producción activa.

Luego de superar los cerca de dos millones en las épocas de altos costos que se prolongaron hasta 2014, el cultivo de soja se retira en las franjas de menor potencial productivo y más distancia a puertos en la actualidad.

Dichas hectáreas no las suplirán ni el maíz ni el sorgo, es decir, los otros dos rubros de verano que igualmente han disminuido su ciclo de siembra.  Cabe destacar que ha sido un retroceso ligero porque los cultivos cuando son diseminados para grano, ya ocupan superficies pequeñas.