sábado, diciembre 4, 2021
InicioInternacionalesSe escapó sirio refugiado en Uruguay

Se escapó sirio refugiado en Uruguay

Uruguay.- Uno de los seis presos de Guantánamo que fueron traídos a Uruguay en 2014, El sirio Jihad Ahmad Diyab, se fue hace dos semanas a Brasil. Esta noticia prendió la alarma de ambos países.

La aerolínea Avianca publicó un boletín de seguridad para pedir ayuda en la búsqueda de Diyab. Y pidió a todas las aerolíneas que operan en Brasil divulgar el comunicado para ayudar en la búsqueda de este hombre.

El boletín indica que existe la posibilidad que Diyab esté utilizando un pasaporte falso de origen marroquí, jordano o sirio. “Tiene dificultades de locomoción, usa muletas y no habla en portugués”, agrega el texto del comunidado y pide extensamente, que si se sabe algo de prófugo  lo reporte de inmediato.

Se escapó sirio refugiado en Uruguay“Con base en informaciones recibidas por la división antiterrorismo, solicitamos a todos, en caso de detectar la presencia de Jihad Ahmad Di- yab en territorio brasileño, comunicarse con la Policía Federal y la Agencia de Seguridad”, señala el comunicado, que incluye una fotografía del exrecluso, según informó Infobae y medios de Brasil.

Igualmente, EE.UU. está “cooperando” para dar con el paradero del ex recluso de Guantánamo, que fue acogido como refugiado en Uruguay y que a mediados de mes abandonó el país, según información del encargado de negocios de la Embajada en Montevideo, Brad Freden.

“En un sentido más amplio, lo que estamos haciendo es trabajar con Uruguay para que el asentamiento de los expresidiarios en el país sea un éxito”, expresó Freden.

Jihad Ahmad Diyab, que es considerado como “liberable”, fue capturado en Pakistán en abril de 2002 por presunta vinculación con la red terrorista Al Qaeda. También, Diyab integró la Fuerza Área siria hasta 1993, para la que conducía camiones y recibió entrenamiento para manejar armas.

 Además, vivió en Arabia Saudita, pero volvió a Siria su gobierno lo acusó de actividades terroristas y lo condenó a muerte en ausencia.  Y según los servicios de inteligencia estadounidenses, su nombre apareció en la agenda de integrantes de la red terrorista.

 Los servicios secretos creían que era un hábil falsificador de documentos. Tuvo 67 reportes por presunta mala conducta y actitud hostil hacia sus guardias en Guantánamo, donde fue alimentado a la fuerza.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments