Se fugaron 56 reos de cárcel brasileña donde hubo veintena de muertos

134

Brasil.- Al menos 56 presos se fugaron de la cárcel de Alcaçuz, la mayor del estado brasileño de Río Grande do Norte, donde cientos de reos se rebelaron el pasado 14 de enero en un enfrentamiento entre bandas rivales que dejó 26 muertos, así lo informaron este jueves fuentes oficiales.

Las autoridades sólo han capturado hasta los momentos a cuatro de los internos fugados de la Penitenciaría Estatal de Alcaçuz, en Nisia Floresta, ciudad de la región metropolitana de Natal, localizada al norte de Brasil, de acuerdo con confirmaciones de la Policía Militar a la agencia de noticias española Efe.

El número de reos huidos se dio a conocer luego de un recuento de los reos hecho en el marco de una operación del Batallón de Operaciones Especiales y de la Policía de choque con el fin de retomar el control de la unidad.

En esa misma prisión, agentes de la Fuerza Nacional, un cuerpo de élite de la Policía, hallaron en los últimos días al menos cuatro túneles, presuntamente realizados por los prisioneros, que aprovecharon las recientes lluvias para cavar en el suelo e intentar huir.

Ante la falta de control en la cárcel, donde algunos de los pabellones no posee ni puertas, desde un motín que hubo en 2015, el gobernador de Río Grande Do Norte, Robinson Faria, informó el miércoles que Alcaçuz “será desactivado en breve”.

Los internos de Alcaçuz serán enviados a tres prisiones que se inaugurarán próximamente, según un comunicado del Gobierno regional.

Por otro lado, un aproximado de un centenar de agentes de una fuerza especializada de intervención penitenciaria arribó este jueves a Natal, aunque no existe previsión de cuándo entrarán en acción, señaló la Secretaria estatal de Justicia y Ciudadanía, citada por medios de la localidad.

En paralelo, las autoridades planifican la elaboración de un muro permanente de 90 metros en el interior de Alcaçuz con el fin de separar a los prisioneros de las facciones criminales Primer Comando de la Capital (PCC), la mayor del país, y la local Sindicato del Crimen (SDC).

Los reos de una y otra facción se han enfrentado en repetidas oportunidades por el control del centro penitenciario desde el 14 de enero, cuando integrantes del PCC supuestamente comenzaron una sangrienta revuelta contra miembros ligados al SDC, la cual dejó al menos 26 muertos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *