viernes, septiembre 17, 2021
InicioCuriosidadesSecretos de los castillos de arena

Secretos de los castillos de arena

Alguna vez te has preguntado al caminar por la playa ¿por qué no se derrumban los castillos de arena?

Este tipo de estructuras que tan esmeradamente realizan jóvenes y adultos en la playa desde hace muchos años de atrás, tiene su secreto para que puedan quedar firmes y sin derrumbarse.

Muchas personas se dan cuenta al construirlas que para que sostenga bases firmes y pueden ser realizadas de diversos tamaños se debe utilizar la arena seca y mojada.

Para la realización de los famosos castillos de arena se deben utilizar de los dos tipos húmeda y seca pero en su justa medida para no provocar el desmoronamiento de los mismos.

La electricidad tiene mucho que ver en este tema, y es que al mojar la arena, el agua recubre con una fina capa la superficie de los granos. El agua es una sustancia muy productiva, y entre sus propiedades está que la molécula tiene mal repartidas sus cargas eléctricas.

Estas cargas no son muchas pero sí las suficientes para que los químicos digan que el agua es una molécula polar, un punto que viene muy bien porque el agua disuelve un número mucho mayor de sustancias que cualquier otra.

La polaridad es la causa de que entre una molécula de agua y las que le rodean surjan fuerzas de atracción electrostática que las unen.

Por otro lado los granos de arena también cumplen una función bien importante, ya que presentan curiosas distribuciones de cargas eléctrica. Este proceso indudablemente hace que cuando una molécula de agua se aproxima al grano de arena esta automáticamente se quede pegada del mismo modo que si jugamos a atraer trozos de papel con un bolígrafo frotado con un imán.

[pullquote]Los puentes de hidrógeno cumplen su función ya que actúan entre las moléculas de agua que se forman, y de esta manera se reparten las cargas eléctricas.[/pullquote]

De tal forma, el agua apresada entre la superficie de dos granos actúa como un pegamento eléctrico, que en muchos casos es débil pero también eficaz.

Actuando de manera contraria si hay demasiada agua, los granos se comienzan a separar lentamente y  de esta manera sería el fin del castillo de arena.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments