Tecnología

¿Cuáles son las medidas básicas de seguridad de un vehículo a tener en cuenta?

Seguridad de un vehículo

La seguridad de un vehículo es siempre vital e importante. Y si se trata de la misma en el vehículo que nos moviliza, más aún. Se debe tener siempre precaución y cuidado a pesar de que existan tecnologías cada vez más avanzadas que ayudan a reducir considerablemente el número de accidentes. La dificultad se encuentra también en la desinformación existente entre los conductores y la falta de ética y cuidados al manejar.

No obstante, siempre es recomendable -aun sabiendo las reglas- tener una revisión integral de nuestro vehículo previo a un viaje. Esto sirve en gran medida para conocer cuáles son los límites de nuestro automóvil, aun cuando la habilidad del conductor sea óptima.

Por estas razones, a continuación, junto a Compara en casa te explicaremos varias precauciones y cuidados para saber sobre los automóviles y su seguridad. ¿Cuáles son los sistemas actuales existentes en el rodado? Y a su vez, te contaremos cuáles son las medidas básicas de seguridad que tienes que tener en cuenta cuando deseas comprar un automóvil.

Equipamiento de seguridad de un vehículo

Apenas adquieras o estés pensando en comprar un nuevo automóvil, debes fijarte si fehacientemente contiene el equipamiento de seguridad adecuado. ¿Qué materiales y componentes posee y cuáles no? Son preguntas a realizar en esta etapa para elegir correctamente. Resulta primordial que tenga los elementos básicos para el funcionamiento y principalmente la seguridad: es decir al menos frenos ABS, bolsas de aire y control de estabilidad.

Resulta menester siempre invertir en seguridad en pos de belleza estética o lujos. Siempre va a ser mejor tener medidas de seguridad adecuadas a tener las últimas llantas o el mejor equipo de audio.

En cuanto a la seguridad con terminología más técnica, podemos diferenciar los tipos de sistemas y de equipamiento del auto: seguridad pasiva y activa.

Seguridad pasiva

Abarca aquellas medidas que no podrán intervenir en la decisión del conductor. Es decir, el vehículo no podrá hacer nada para evitar el impacto.

Sin embargo, su objetivo es protegernos al momento del choque. Por ejemplo:

  •  Bolsas de aire, cinturón de seguridad, carrocería, elementos y aleaciones para mitigar el golpe (deformación programada). Estructuras de corte críticas en caso de servicio de rescate, vidrios de seguridad, neumáticos run flat (tienen una pared reforzada para que en ponchaduras no pierdas el control) y sillas para niños e ISOFIX (éste último estandariza las sillas de los niños al interior de los vehículos. Reduce los riesgos de muerte infantil hasta en un 90%).

Seguridad activa

Por el contrario, la seguridad activa interfiere de forma automática en la decisión del conductor. Incluso, puede llegar a frenar si detecta un objeto y el conductor no ha respondido.

  •  Sistema ABS (Evita que las ruedas se bloqueen cuando se frena a fondo), BAS “Brake Asist System” (Incrementa la presión sobre los frenos para ejecutar de mejor manera el sistema de frenado), ESP “sistema de control de estabilidad” (Libera la llanta que posee mejor adherencia y resta torque y potencia a la llanta que está patinando), ARS “tracción y estabilidad”, Sistemas de frenado inteligente y/o automático, Sistemas de alertas en distancia entre vehículos, Aviso de punto ciego, Avisos de localización satelital a los servicios de rescate, etc.

Así que ahora con toda esta información puedes asegurarte de adquirir un automóvil seguro y a la vez con las medidas de seguridad adecuadas para estar tranquilo al conducirlo.

Marketing Digital Experience

Victor Rodríguez Herrero

Licenciado en Comunicación Social. Redactor y editor de SegundoEnfoque.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close