Show de Viejas Locas terminó con parte del escenario incendiado

93

Literalmente encendidos e indignados salieron los espectadores este sábado del club Argentinos del Norte en Tucumán.

Allí debió llevarse a cabo el concierto de la banda de rock Viejas Locas, liderada por Cristian “Pity” Álvarez.

Tras casi ocho horas de espera, iban a presentarse a las 21 horas, luego de un año de ausencia en la localidad. Sin embargo, como la agrupación no salió el público decidió prender en candela parte del escenario.

Desde tempranas horas de la tarde comenzaron a llegar miles de seguidores de todas partes del país. Las horas trascurrían sin que nadie ofreciera información de la demora.

Cerca de las cinco de la mañana, el líder vocal “Pity” Álvarez, salió rodeado de efectivos de seguridad.  Al parecer, intentaba explicar pero fue recibido a botellazos por el público.

Rabia, destrozos y tristeza

Acto seguido, los músicos se negaron a tocar y un grupo enfurecido de seguidores incendió el sector donde operan las luces y el sonido de los shows.

Uno de los técnicos de la banda, informó al canal C5N, que el cantante viajó en avión privado desde Buenos Aires hasta la capital tucumana. Pero que llegó cerca de las 4 de la madrugada y se encerró en su camarín.

“Es habitual que llegue tarde, pero nunca ocho horas. Al escenario salió obligado para tratar de calmar las aguas”, contó. De acuerdo al testimonio del técnico de Viejas Locas, los fanáticos invadieron el escenario, robaron instrumentos e increparon a los técnicos de sonido. 

“Solamente quiero el resarcimiento, tanto para la gente que fue a trabajar como para la que fue a disfrutar del show”, reclamó.

El descontento de los fanáticos se hizo sentir a través de las redes sociales, donde Viejas Locas fue una de las cosas más mencionadas durante la mañana de este domingo.

“Un desastre, y hay giles que lo idolatran por estas cosas. Yo te quiero Pity pero la re bardeaste”, tuiteó un usuario.

“Me hubiera gustado conocerte y llorar porque me emociona tu música. Pero no, me tocó llorar por conocerte siendo abucheado y golpeado”, escribió otro.