Siguen las protestas en Francia

Must read

Francia.- La reforma que Hollande ha impulsado ha generado el repudio de todos los sindicatos laborales de Francia, quienes han tomado medidas radicales en contra.

El presidente de Francia, François Hollande, está atravesando su peor crisis política desde que tomó posesión de gobierno desde el 2012 gracias a su decreto de reforma laboral, el cual ha sido rechazado por diversos sectores de la sociedad mediante grandes protestas que siguen incrementando a lo largo y ancho de la nación.

Esta reforma le permite a las empresas realizar despidos en masas y la suspensión de varios servicios por motivos de crisis económicas y ha sido rechazada desde el primer momento que fue planteada por el Ejecutivo.

Todavía debe ser aprobada por el Senado, y simplemente es rechazada por todos los sectores políticos y civiles, sobretodo los sindicatos laborales.

Las protestas que comenzaron como simples manifestaciones de calle, han tomado un rumbo violento en los últimos días al registrar decenas de heridos y detenidos al entrenarse a las autoridades policiales.

Recientemente el sindicato de transportistas anunció medidas de paro, con la cual se empezaron a ver las primeras estaciones de servicio sin gasolina, algo que Hollande anunció que no permitirá y tomaría todas las medidas necesarias para evitar ese desabastecimiento.

Laurent Casanova,  uno de los portavoces del sindicato de transporte en Francia indicó que sus intenciones son las de lograr la paralización total de ese servicio como medida de protesta por la reforma laboral. Esas palabras han sido replicadas en diversos medios de comunicación, y por ello diversas autoridades de la nación han salido al paso para indicar que no permitirán esas acciones.

Las criticas a esta reforma laboral han sido motivadas de todos los sectores, incluyendo de personalidades que han desertado del bando de Hollande al considerar esa medida como arbitraria e injusta.

Estas medidas forman parte de una serie de acuerdos que la Unión Europea le ha solicitado a Francia para que pueda mejorar su situación financiera, algo muy parecido por lo España está atravesando desde hace unos años.

Muchos especialistas indican que se trata el inicio del fin político de Hollande en Francia, cuando falta un año para las elecciones presidenciales, el futuro vista complicado para el Ejecutivo.

More articles

Latest article