Silvina Luna reveló que su relación con El Polaco puede catalogarse como tóxica

111

Los excesos caracterizaron la relación de Silvina Luna y El Polaco, por lo tanto, la artista aseguró que aprendió a avanzar al alejarse y reconocer que se encontraba en medio de algo tóxico.

Luna ofreció sus reveladoras declaraciones durante su visita al ciclo “Podemos Hablar” conducido por Andy Kusnetzoff.

La artista sin pelos en la lengua habló sobre su relación con El Polaco señaló: “La relación con él no fue sana, había excesos”.

Silvina Luna marcó su postura ante una declaración

En su intervención ofreció su postura en relación a las drogas y a las relaciones tóxicas. Allí explicó que desde hace dos años  puso en marcha una serie de cambios para darle un giro 360 a su vida y fue así que se involucró en proceso de sanación en el cual dejó a un lado “un montón de cosas que intoxicaban” su cuerpo y su mente.

Dijo que necesitaba hacer un alto para poder llevar una vida sana y con nuevos propósitos en beneficio propio y para la tranquilidad de sus seres queridos.

“Llamalo alcohol, drogas. Fui consumidora de drogas socialmente durante muchos años, donde buscaba no sentir y tapar un montón de cosas”.

Excesos los estaban destruyendo a ambos

De esta manera rompió el silencio al asegurar que uno de los primeros pasos es el reconocimiento de las adicciones y luego de ello la búsqueda de ayuda profesional, más el apoyo familiar para lograr salir adelante en ese difícil camino del cual no muchos pueden salir bien parados.

En cierto momento sacó a colación la importancia de las parejas que se eligen que pueden ser agentes constructores o pesos que pueden contribuir al hundimiento del otro si así se le permite. 

En tal sentido recordó su relación con Ezequiel “Polaco” Cwirkaluk: “Una relación tóxica también te puede hacer mal… Ni hablar si te ponés de novia con alguien que también consume. Imagínate en una relación que te lleva a lugares feos y oscuros”.

Enfatizó que nunca llegarían a nada sano para ambos porque sus estilos de vida llenos de excesos, el tipo de trabajo y hasta los horarios terminaron dañando lo que tenían. “Ahí entran un montón de cosas que no estaban claras. Su trabajo es a la noche y en su día no hay mucho orden”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *