Socialismo en España: Impuestos podrían afectar a 9,6 millones de pensiones

89

El rumbo que toman las políticas públicas del presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, se torna en la configuración de medidas de corte socialista dirigidas a incrementar ingresos para el gasto público, pero en detrimento de la seguridad social. Esa es la desventaja que muestra la instauración actual del socialismo en España.

Y es que la negociación presupuestaria entre Gobierno y Podemos amenaza con eliminar los beneficios fiscales de los más de nueve millones de planes de pensiones que existen en España.

La formación de Pablo Iglesias incluye entre sus demandas que las aportaciones a estos productos dejen de desgravar en la declaración de la renta y, aunque desde Hacienda todavía no se ha tomado una decisión firme sobre este punto, está en juego una de las últimas herramientas de deducción en el Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) para las rentas medias y altas, reseñó el diario El Mundo.

La negociación de los presupuestos ha sido un tema álgido que ha generado crispación en el Congreso. El Gobierno no cuenta con el aval legislativo necesario para impulsar una expansión en el techo del gasto público.

La negativa de la Cámara de Diputados a aprobar la propuesta del presidente se basa en que una mayor recaudación tributaria estaría orientada a incrementar el gasto público, lo cual podría afectar la solvencia del Estado con más de 9 millones de pensiones.

Lea también: Hamas radicaliza sus tácticas de ofensiva contra los judíos

Los problemas del creciente socialismo en España

En concreto, y según los datos de Inverco, a cierre del pasado mes de junio, el sistema cuenta con 9,6 millones de partícipes. Esto, explican desde la patronal, no supone que existan 9,6 millones de personas que tienen un plan de pensiones ya que hay casos en los que una misma persona tiene más de un producto de este tipo.

Por ello, añaden en Inverco, resulta complicado establecer un número cerrado de afectados aunque algunas estimaciones apuntan a un dato de entre ocho y nueve millones de personas.

De esta manera, se observa como el Gobierno socialista de España busca revertir su déficit fiscal mediante la imposición de nuevas cargas tributarias a pesar de que el poder adquisitivo de los españoles no pasa por su mejor momento.

Todo esto se da en un contexto de crecimiento económico lento y obstaculizado por la alta deuda interna y externa que tiene el Estado, según así lo advirtió el gobernador del Banco de España, Pablo Hernández de Cos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *