Sustituyeron a cura que pronunció sermón contra la homosexualidad

89

España.- El cura Custodio Ballester, quien pronunció un sermón contra la homosexualidad, fue relevado de sus funciones al frente de la parroquia de la Immaculada Concepció de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), por decisión del arzobispo de esa ciudad española, Juan José Omella.

Ballester fue acusado no solamente de realizar una homilía en contra de la diversidad sexual, sino también de haber acogido actos de extrema derecha en su iglesia.

Según declaró el propio Ballester a una agencia de noticias europea, el arzobispo Omella le ofreció una licencia para que pueda terminar sus estudios teológicos en el Instituto Bíblico de Jerusalén, o en el Instituto Católico de Lyon.

[pullquote]Ballester dijo durante la misa que la homosexualidad es un “pecado gravísimo” por lo que el Ayuntamiento de L’Hospitalet solicitó al arzobispado de la ciudad de Barcelona el traslado de Ballester[/pullquote]

Sin embargo, el sacerdote decidió pedir un año sabático de sus responsabilidades eclesiásticas, para completar su tesis doctoral y atender a su madre.

“Creo que don Juan José me ha querido preservar de las posibles dificultades suscitadas por las diversas tensiones sociopolíticas y también pastorales que se viven en la archidiócesis y que podrían afectar a mi ministerio sacerdotal”, indicó Ballester en un comunicado.

Fuentes del Arzobispado de Barcelona confirmaron que esta semana Omella firmará un decreto de nombramientos de altas y bajas en las parroquias de las seis zonas pastorales de Barcelona, el cual contemplaría la licencia de Ballester.

El pasado 24 de junio, el cura de la parroquia de la Immaculada Concepció de L’Hospitalet de Llobregat, dijo durante la misa que la homosexualidad es un “pecado gravísimo”.

El sacerdote ya había protagonizado anteriormente otros episodios polémicos, pues permitió que se celebraran en su iglesia actos promovidos por la extrema derecha y además por su participación en los desfiles de la Hermandad de Antiguos Caballeros Legionarios durante la Semana Santa.

En varias oportunidades el Ayuntamiento de L’Hospitalet solicitó al arzobispado de la ciudad de Barcelona el traslado de Ballester.

En un principio la Dirección General de Igualdad de la Generalitat se planteó sancionar al sacerdote por el discurso contra la homosexualidad que emitió en la iglesia, pero finalmente desistió de tal acción.