Taylor Swift es el rostro de la nueva edición de Rolling Stone

178

Sin duda alguna este es el mejor momento del año de la cantante Taylor Swift, quien arrasa con sus producciones discográficas al punto tal de convertirse en el fenómeno musical que este mes será la portada de la revista Rolling Stone.

La artista compartió la noticia con sus seguidores a través de su cuenta en la red social Instagram. Fiel a su estilo, la joven rubia compartió las fotografías de su más reciente sesión para la nueva edición de Rolling Stone.

Sobre el atuendo que luce en esta publicación, puede decirse que eligió un colorido maquillaje inspirado en las acuarelas.

Páginas adentro la artista ofreció una interesante entrevista en donde abrió su corazón para hablar de sus miedos, sus emociones y hasta de los incidentes que se convirtieron en tendencia.

De esta forma Swift habló sobre aprender hacer frente a la percepción siempre cambiante del público sobre ella, por lo que descubrió la forma de no afectarse por los dichos de otros cada vez que cometía un error.

Taylor Swift surgió de las cenizas

La cantante destacó que no sólo la cuestionaron por errores, ya que también cuando realizaba acciones positivas la criticaban de igual manera, por lo que entendió que jamás todos estarán conformes con el accionar de una artista que no es más que un ser humano que goza de popularidad; y por ello es tan fácil que quede en medio del ojo del huracán.

Según Taylor, que la amen y la aborrezcan en una abrir y cerra de ojos, le dejó fuertes marcas, hasta el punto de pensar en dejar la música completamente.  

“Definitivamente pensé mucho en eso”.

Manifestó que le gusta expresarse y sintió que de cierta manera que cualquier cosa que dijera podría usarse en su contra.

“Pensé en cómo las palabras son mi única forma de dar sentido al mundo y de expresarme, y ahora cualquier palabra que digo o escribo se retuerce en mi contra”.

Por tanto, la manipulación constante de sus palabras se volvió mucho más difícil de manejar, aún más cuando aparecieron en escena figuras como Katy Perry y Kanye West.

Sobre ambas peleas la artista señaló que en el caso de Perry, ambas mujeres lograron aclarar sus diferencias y volvieron a ser amigas.

Sus relaciones amorosas

En relación con el drama que involucró al rapero Kanye West en el 2018 señaló que esto aún le molesta y mantiene su posición de llamarlo “Dos caras”.

Pese a estas grandes disputas enfatizó que le dolió mucho más la discusión con Scott Borchetta el presidente de su sello formal, quien vendió las grabaciones maestras de sus primeros álbumes al gerente de música Scooter Braun como parte de un acuerdo por 300 millones de dólares, algo que a la artista consideró como algo imperdonable.

“Estos son hombres muy ricos y poderosos, que usan 300 millones del dinero de otras personas para comprar, como el cuerpo de trabajo más femenino”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *