tecnica de rehidratacion de cadavares

Técnica de rehidratación es utilizada en México para identificar cadáveres

157

México.- Los peritos de la violenta Ciudad Juárez implementaron una técnica de rehidratación que permite la identificación de los cadáveres en avanzado estado de descomposición.

De este modo, el personal de la medicatura forense de la ciudad logró identificar el  cadáver putrefacto de Jorge, gracias a esta técnica que permitió descubrir sus tatuajes. 

Pero la experiencia con víctimas como Jorge y los más de 14.000 homicidios, que se contabilizan en la guerra entre los carteles de las drogas durante la última década en una de las regiones más violentas de México, ha convertido a los peritos del Laboratorio de Servicios Periciales y Ciencias Forenses de la Fiscalía General de Chihuahua en destacados expertos en su campo.

Lea también Diosdado Cabello afirmó que tomarán las calles de Caracas en enero

Técnica de rehidratación de cadáveres

La rehidratación y conservación de tejidos blandos de cadáveres momificados o putrefactos con fines forenses se convirtió en la clave contra la impunidad para la Unidad Especializada en la Escena del Crimen y el Servicio Médico Forense (Semefo).

Mucho influyó la preocupación del odontólogo forense Alejandro Hernández-Cárdenas Rodríguez, en 2004, en cuanto a la identificación, donde confluían otros factores como el tiempo de muerte y el clima que no permitían la validación de todos los cuerpos.

Por ello, el forense comenzó a realizar pruebas para mejorar las fórmulas de rehidratación, una técnica de comienzos del siglo XX en Estados Unidos. Al poco tiempo de los primeros experimentos, Hernández-Cárdenas inventó una solución con la que logró rehidratar “unas” partes de cuerpos.

Para lograr la identificación de los cadáveres con esta innovadora técnica, se prepara una mezcla de entre 250 y 300 litros de agua con dicha solución que se vierte en una enorme tina donde colocan los cadáveres de 3 a 5 días si están putrefactos o de 5 a 7 días si están momificados.

Así, luego se podrá identificar si murieron por lesión de arma blanca o arma de fuego, por ejemplo.

“Si usted le entrega ese cuerpo a una familia -putrefacto o momificado- y no lo pueden ver, o lo ven y no se parece nada a su ser querido, van a estar siempre en la incertidumbre de que realmente sea”, argumentó el experto. “En cambio, si les entregamos un cuerpo en mejores condiciones -rehidratado-, tienen la certeza que realmente están recibiendo el cuerpo de su familiar”, añadió.

La fórmula, patentada desde 2017, permite mejorar el aspecto de la piel y los órganos y descubrir tatuajes, cicatrices, lunares y lesiones. Gracias a ésta, Hernández-Cárdenas se convirtió en un referente internacional.



Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *