Tejas solares fotovoltaicas: El futuro de la energía solar

272

El proyecto de las tejas fotovoltaicas fue presentado en el año 2009 en la Universidad de Minho y la Universidad Nova de Lisboa, siendo en aquel momento uno de los proyectos más innovadores en el área de la energía solar a nivel mundial.

Actualmente, las tejas solares fotovoltaicas ya son una realidad que está levantando el interés de los consumidores, a los que cada vez más le seduce esta nueva tecnología.

Estas tejas podrían ser el futuro, por la posibilidad de hacer independiente de la red eléctrica comercial a nuestras casas, pueden producir electricidad mediante la energía solar fotovoltaica fácilmente, y esta tecnología ya puede instalarse en la construcción de viviendas nuevas.

Las tejas fotovoltaicas son una especie de apuesta sostenible, similar a los modelos convencionales, tejas o azulejos que incorporan mini paneles solares en su interior, de diversas formas y plantillas. Actualmente a la venta, la mayoría de ellas están hechas de cerámica y poseen 4 celdas fotovoltaicas, la instalación pasa debajo del tejado hasta el convertidor.

Al momento de instalar estas tejas solares en un área de 45 m², se puede llegar a generar 3 kw y abastecer la demanda de energía de una casa. Su instalación es similar a la de cualquier teja convencional.

Las empresas que se han unido para desarrollar estas tejas, son corporaciones italianas, Area Industrie Ceramiche y REM, y ya se están vendiendo e instalando por varios países europeos.

Existe un sistema que ya utiliza las tejas pero no del mismo modo y es el sistema SolTech Energy, un sistema único de calefacción con tejas fabricadas con vidrio transparente.

Las nuevas tejas son muy parecidas a las tradicionales y por esto no afectan a la estética tradicional del edificio y además de generar electricidad, se aprovechan para generar calor. Pueden cubrir el tejado total o parcialmente.

Se estima que con este tipo de fabricaciones poco a poco sigan apareciendo sistemas muy parecidos al mencionado anteriormente, ya que se espera que la energía solar sea la que alimente las casas en su totalidad, esto en un futuro no tan lejano, por el bienestar del planeta.

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *