Internacionales

Temer calificó de “golpe” convocar a elecciones en Brasil

Brasil.-  Michel Temer, el vicepresidente de Brasil, quien asumiría la Presidencia en caso de que Dilma Rouseff sea alejada del cargo, calificó de “golpe” la idea de llamar a elecciones este año como una alternativa para superar la crisis política.

El vicepresidente, afirmó que durante el encuentro que mantuvo con líderes sindicales opositores al Gobierno en su residencia oficial en Brasilia, según informaron los asistentes a la reunión. La idea de llamar a nuevas elecciones presidenciales para el próximo octubre, cuando se tiene previsto realizar los comicios municipales, ha sido manejada en más de una oportunidad y desde diversos sectores políticos. 

La exministra de Medio Ambiente Marina Silva defendió esta medida. También Renan Calheiros presidente del Senado, se manifestó de manera favorable al llamado a elecciones anticipadas como vía para superar la crisis.

Calheiros afirma que apoya esta medida aún antes de que la Cámara de Diputados aprobara por una amplia mayoría la apertura de un juicio político contra de Dilma Rousseff, que ahora se encuentra en análisis por el Senado.

La mandataria rechaza la posibilidad de renunciar al cargo; la opción para hacer un llamado a elecciones se hace a través de un proyecto de enmienda constitucional que debe ser aprobado en el Congreso. Los asesores de la presidente fueron citados hoy por Folha afirmaron que Rousseff ya comenzó a ver esa posibilidad para salir de la crisis.

La presidente reconoció, según sus interlocutores, que por más que consiga evitar ser destituida en el Senado, algo que se presume como casi imposible, no logrará tener las condiciones mínimas para gobernar hasta el final de su periodo de mandato.

La Cámara Baja votó con 367 votos a favor y 137 en contra la apertura del juicio político. Este trámite está en el Senado, donde el fallo de diputados debe ser votado primero en una comisión especial y luego en el plenario de la Cámara Alta.

Esta instancia, alcanza que 41 senadores de un total de 81 voten a favor del enjuiciamiento, para que éste sea abierto y la presidente sea alejada de su cargo por 180 días, mientras dura el juicio.

Según el “marcador del impeachment” instaurado por el portal del diario O Estado de Sao Paulo, ya habría 50 senadores dispuestos a votar a favor de la salida de Rousseff. 

Son nueve más que el mínimo necesario para que la presidenta sea alejada de manera temporaria del cargo y solo cuatro menos de los que se necesitan para que sea destituida definitivamente, lo que ocurriría en una votación final en la que se precisan 54 votos. 

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close