Temer presentará ley para permitir a extranjeros adquirir aerolíneas y tierras agrícolas

99

Brasil.- El presidente brasileño, Michel Temer, propondrá una ley para eliminar las restricciones a la propiedad extranjera en las aerolíneas y las tierras agrícolas en ese país.

Esta decisión fue tomada por el presidente en el marco de su campaña por sacar a la economía de una recesión que se ha extendido estos dos últimos años. El gobierno de centroderecha tiene previsto enviar al Congreso un proyecto de ley que permita que el 100% del capital de las aerolíneas brasileñas esté en manos de extranjeros, aunque los inversores estarían obligados a expandir los vuelos locales, según dijeron dos fuentes del gobierno.

En los próximos días, Temer presentará esta iniciativa que levantará la prohibición para que los extranjeros compren tierras agrícolas en Brasil, con la condición de que el 10% de cualquier adquisición se destine a la reforma agraria y, de esta manera, beneficiar a campesinos y agricultores sin tierra.

El año pasado, el presidente vetó un proyecto de ley sobre aviación que habría permitido que inversores extranjeros sean dueños del 100% de las aerolíneas locales. Esto ocurrió en medio de un acuerdo con senadores que querían incluir medidas para impulsar los vuelos regionales. La nueva propuesta logrará precisamente eso.

Una fuente informó que “la idea inicial es reabrir las rutas regionales que fueron abandonadas y ponerlas en funcionamiento nuevamente para que reciban vuelos regulares”. Atraer inversores para que compren aerolíneas brasileñas podría resultar cuesta arriba, debido a los impuestos que recaen sobre el combustible para las aeronaves y el menor tráfico doméstico de pasajeros provocado por la recesión económica.

A pesar de sus enormes participaciones en el mercado, las empresas brasileñas han tenido dificultades para conseguir utilidades. Por otro lado, los planes para permitir que extranjeros compren tierras agrícolas atraerían a múltiples inversionistas a la pujante agroindustria que busca nuevos socios. En 2010, Brasil restringió las ventas de terrenos a extranjeros porque le preocupaba que países como China tomaran el control de grandes áreas de tierra agrícola en medio del auge de las materias primas.

Extranjeros. El presidente Temer remarcó, durante la apertura de la “Latin American Investment Conference” en São Paulo, que Brasil es un país “abierto al mundo”, dejando algunas referencias disimuladas a las recientes medidas impulsadas por el nuevo presidente de Estados Unidos (EE.UU.) Donald Trump.

En ese sentido, también proclamó “frente a las incertidumbres de la escena internacional, Brasil se mantiene como un espacio especialmente atractivo para los negocios: somos una democracia plural, libre de conflictos étnicos o religiosos, somos un país abierto al mundo”.

A pesar de que no citó directamente a Trump, el mandatario brasileño, hijo de unos inmigrantes libaneses, defendió la inmigración justo cuando el líder norteamericano prohibió la entrada en EE.UU. a ciudadanos de siete países musulmanes y anunció la construcción del muro en la frontera con México.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *