sábado, septiembre 25, 2021
InicioDeportes"Tenemos experiencia para dar pelea"

«Tenemos experiencia para dar pelea»

Buenos Aires, Argentina.- Los Condors son la franquicia de boxeo argentina que participa en la World Series Boxing (WSB), organizada por la Asociación Internacional de Boxeo (AIB). El seleccionado debió haber debutado hoy ante Rusia, en Moscú, pero la fecha fue suspendida por problemas con la locación por parte de los rusos. Los púgiles argentinos entrenan y realizan las concentraciones en el Centro Nacional de Alto Rendimiento Deportivo (CENARD) ubicado en Núñez, en Capital Federal.

Los boxeadores que vienen del interior suelen quedarse por períodos más largos para entrenar como pasa con Ronan Sánchez, que compite en la categoría de 64 KG, que llega desde su pueblo natal Rojas que está a casi 300 kilómetros de la Capital. Desde el viernes 8 está alojado en el CENARD, estadía que iba a estar interrumpida por el viaje a Rusia para abrir la WSB de esta temporada. “Yo me voy a casa cada 20 días”, aclara Sánchez, y agrega que se tiene que mantener enfocado en los entrenamientos: “Me quedo acá porque hay más peleas para los Condors, y tenemos el Pre-Olímpico en marzo”.

Muchos viajes para Ronan tienen una dificultad que es no poder ver a sus dos hijos, Ronan Junior y Ringo, de 4 y 3 años, respectivamente. “Se hace difícil. Es sacrificado, pero todo esto los hago por ellos. El año pasado fue duro de competencia y los vi muy poco. Aunque acá nos distraemos. salen mates todos los días y a cada rato, somos muchos los viejos que nos conocemos. Encima Rojas está como a 300 kilómetros como para ir y venir”, remarca el púgil. Este año con los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro a la vista pinta igual para Sánchez: “Estamos trabajando a full con el equipo, tenemos competencias fuertes y para ellas nos preparamos”.

Argentina no tiene buenos números en la WBS. En la temporada 2012/13 (que marcó el debut de los Condors) acumuló 4 series ganadas, 7 perdidas y 1 empatada. Aunque sí consiguió una importante victoria como local en los cuartos de final ante Kazakstán por 3 a 2 (de la que Ronan fue participe con una derrota). En la temporada 2013/14 sólo cosechó 3 victorias y 7 derrotas. Y en la temporada 2015, la de peor producción, sumó 1 victoria, 8 derrotas y 1 empate.

Es raro ver el decrecimiento en los números, pero si notar el efecto inverso en los boxeadores. Quizás la suma de competencias este año fue un factor fundamental para mejorar técnicamente, pero caer en las estadísticas, ya que estuvieron cargados de competencia, participaron del Pre-Panamericano, de los Juegos Panamericanos, del Pre-Mundial y del Mundial, además de la WSB.

Lo que marca la diferencia entre los equipos de primer nivel es la inversión. En Kazakstán, Azerbaiyán o Cuba, por ejemplo, el boxeo es el primer deporte y el que más financiación tiene. Lo que produce que los boxeadores se mantengan en el amateurismo más tiempo y no salgan como locos en busca del profesionalismo porque tienen un sueldo fijo, que se irá acrecentando a medida de los resultados obtenidos. En lo que Ronan está de acuerdo: “Estamos atrasados. Ellos tienen mucho apoyo en general, y eso es fundamental porque no se hacen profesionales y ganan fortunas. Pero algunos en este equipo estamos hace 5 años y tenemos experiencia para dar pelea». Pero también está de acuerdo con que la materia prima es buena pero recibe un golpe de horno rápido. “Hay chicos nuevos a los que les faltaría un poco más de experiencia para pelear con el nivel de afuera, pero estamos entrenando para eso”, aclara el oriundo de Rojas.

Sánchez empezó a boxear a los 10 años con su papá que también fue boxeador, aunque sólo llegó a ser amateur porque al nacer su primer hijo tuvo que abandonar y dejarle paso al trabajo. Siguen entrenando juntos cuando coinciden en Rojas. Ronan aún se mantiene en carrera y tiene sus objetivos bien presentes: “Me gustaría ser olímpico este año. Y cuando sea profesional quiero ser campeón del mundo y triunfar en los Estados Unidos”.

Este año tendrá una de las chances de cumplir el primer objetivo. En 2015 alcanzó los cuartos de final en los Juegos Panamericanos de Toronto (cayó en fallo dividido ante Kevin Luna de Guatemala). La experiencia del viaje fue una de las más importantes para él: “Canadá tiene todo distinto acá. Es un país de primer mundo y se nota al pasar muchos días allá”.

En el Mundial Amateur en Doha cayó ante David Biddle, de Australia, por fallo unánime en primera ronda. El viaje le dejó las mismas sensaciones que Canadá: “Qatar es locura nunca pensé en ir y estar en un país así, es un paraíso”. Esta competencia tuvo un gusto especial porque conoció al campeón mundial en siete divisiones diferentes Manny Pacquiao. “Fue espectacular, cuando lo tenía al lado temblaba de los nervios y de lo contento que estaba. Fue algo muy loco”, ilustra el momento Sánchez, y suma: “no me salió decirle nada, no podía ni hablar, lo rodeaban todos y se sacaban fotos con él que sólo le sonreí a todos”.

Sumado a la espectacular victoria que consiguió ante Joelvis Hernández de Venezuela (empezó 0-2 en las tarjetas y venció por 3-2) y dos derrotas (ante Polonia y Puerto Rico), todos los enfrentamientos en condición de visitante, le alcanzó para meterse en el Pre-Olímpico que se desarrollará en marzo en nuestro país lo que le da la chance a él, a Carlos Aquino, Alberto Melián, Alberto Palmetta, Yamil Peralta, Marcos Escudero, Fernando Martínez y Leandro Blanc de meterse en los Juegos Olímpicos de Río de Janeiro, en Brasil.

De lograr o no el objetivo, el profesionalismo está en el horizonte, aunque no sepa cuando le dará inicio a esa etapa. Mientras tanto observa cómo se apaga la vida profesional de su boxeador favorito: Juan Manuel “Dinamita” Márquez, que fue campeón mundial en 4 categorías distintas y dará un combate más y se retirará. “En su última pelea, me gustaría verlo con Miguel Cotto. Con Pacquiao (con quien suma 1 victoria, 1 empate y 2 derrotas) ya está, pero creo que Márquez demostró siempre que fue el mejor en las peleas con él”.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments