lunes, septiembre 27, 2021
InicioSaludTerminó en el hospital tras inyectarse semen en su espalda

Terminó en el hospital tras inyectarse semen en su espalda

Con la salud no se juega, y mucho menos se improvisa ni se inventa. Esta sería la lección que a la fuerza debió entender un irlandés de 33 años; quien decidió inyectar semen en su espalda, tras presentar severas dolencias, pero terminó en el hospital.

Si bien quería evitar la opinión médica para tratar el mal que le aquejaba, debió de todas maneras someterse a los profesionales porque su “invento” fracasó. Terminó siendo peor el remedio que la enfermedad.

El caso puntualmente indica que el hombre, cuya identidad no trascendió, originario de Dublín, Irlanda; decidió por cuenta propia inyectarse su semen cada mes, durante año y medio en el brazo derecho.

Según se supo, el procedimiento lo aplicaba con una aguja hipodérmica que adquirió a través de Internet. Aunque no se sabe de dónde sacó la idea, él estaba convencido de que acabaría con sus dolores de espalda.

Tras notar que no presentaba mejoría alguna, y que levantar cosas pesadas le seguía costando mucho, decidió acudir al médico. Durante el examen físico, el profesional de la salud se percató de un extraño enrojecimiento en el brazo del paciente.

En ese instante, confesó lo que había hecho y tuvo que someterse a algunas pruebas. Una de ellas reveló que tenía un absceso subcutáneo en el brazo. Debió ser hospitalizado para drenarle todo el pus que tenía bajo la piel.

inyectar semen

 Vea también: Conoce una rápida y efectiva solución para aliviar el dolor de espalda

Opinión médica

Haciendo hincapié en el inaudito y riesgoso caso de este irlandés, médicos del hospital de Adelaide y Meath, en la capital de la República de Irlanda; manifestaron su desconcierto ante la magnitud del hecho.

Precisaron que el tratamiento de inyectar semen en el organismo, aplicado por iniciativa propia del paciente, jamás habría sido recomendado por ningún médico en el mundo.

Al respecto, la doctora Lisa Dunne informó: «No hace falta decir que las inyecciones de semen no curaron su dolor de espalda. Y, que todo empeoró luego de que levantó un objeto de acero pesado».

La profesional médica agregó que: «Cuando las personas no están capacitadas para inyectarse, corren riesgos vasculares y de tejidos blandos«. Los doctores trataron al paciente con antibióticos intravenosos.

inyectar semen

Dunne, quien publicó el caso en el Diario Médico de Irlanda, aseveró que tras una búsqueda en bibliografía, no hallaron ningún otro caso similar.

El reporte también agrega que tras una búsqueda en sitios poco usuales en Internet, tampoco encontraron referencias al uso de líquido seminal para tratar dolores musculares.

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments