viernes, octubre 22, 2021
InicioDeportesTiros en el pesaje

Tiros en el pesaje

Dublín, Irlanda.- El pesaje de los boxeadores establecido un día antes del combate es una de las postales de cada contienda en el mundo del boxeo. Ha pasado de todo en las millones que hubo a lo largo de los años. Púgiles que no resistieron rencores u odios y se golpearon en la ceremonia en la tradicional puesta cara a cara, otros han tenido que desnudarse para dar el peso correspondiente a la categoría, y hasta hubo casos de boxeadores que han entrado disfrazados y de más. Pero no se tenían registros de muertes por tiroteos.

El local Jamie “The Nuisance” Kavanagh (20 -10KO-, 1, 1), de 25 años, iba a medirse está noche ante el portugués Joao “Bento Algarvio” Bento (30 -18KO-, 15, 2), de 39, por el título Europeo de peso Ligero de la Organización Mundial de Boxeo (OMB). El amplio favorito era el irlandés que llegaba con cinco victorias al hilo, mientras que el portugués llegaba con 4 triunfos (dos de ellos en Argentina) y una derrota por KO. Estos datos quedaron todos en el olvido cuando en la ceremonia del pesaje ingresaron tres personas armadas.

El pesaje se estaba desarrollando en el vestíbulo del Hotel Regency. Al ser la pelea más importante Kavanagh y Bento fueron los últimos en pesarse. Primero fue el portugués. Luego subió el local con risas de por medio por sus calzoncillos de Superman. Cuando los periodistas y fanáticos tomaban fotos del momento ingresaron tres personas vestidas de policías portando cada uno un AK-47 que abrieron fuego ante la masa de gente. La consecuencia fue una persona muerta y otras dos heridas de gravedad. Los agresores logaron escapar.

La policía está barajando hipótesis, primero quieren verificar que no haya sido un atentado, en segundo lugar analizar si no pertenece al conflictos de bandas que está viviendo Dublín. La tercera opción que es la que tiene más fuerza es que hayan querido detener el combate (finalmente cancelado) por razones relacionados con apuestas.

No es la primera vez que Kavanagh se ve envuelto en una trama policial. En 2014 su padre fue asesinado en un bar de Marbella luego de haber sido condenado por la justicia de España por narcotráfico y en 2015 su tío Paul también fue asesinado a tiros en Dublín. El irlandés en su cuenta de Twitter (@JamieKavanagh90) dijo: “A los que están preguntado, estoy bien. Gracias por preguntar. Tuve suerte, es todo lo que puedo decir…”.

Artículo anteriorBoca y Temperley cierran el sábado
Artículo siguienteUn pájaro volador
RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments