viernes, septiembre 24, 2021
InicioDeportesToda era tiene su final y todo ciclo abarca un nuevo comienzo

Toda era tiene su final y todo ciclo abarca un nuevo comienzo

Barcelona.- Nacido en 1899 el F.C Barcelona siempre ha sido un equipo de jerarquía y característico por haber tenido a los mejores futbolistas de la historia en sus filas. Con una de las hinchadas más expansivas y alentadoras del mundo, sí, Cataluña, siempre exigente y no conforme con poco. Su campo de batalla: El Camp Nou, con  capacidad de 99,354 espectadores qué han sido testigo de las mejores batallas futbolísticas que el fútbol ha podido presenciar.

Como olvidar aquel 17 de junio del 2008, donde la historia del F.C Barcelona se partía en dos. Ese día era presentando como director técnico del primer equipo Josep Guardiola, mejor  conocido como ¨Pep¨.
Ex futbolista español, con una larga trayectoria en el conjunto catalán, el mismo que le abría las puertas para ser técnico. Ese día nadie sabía lo que iba a suceder en los próximos cuatro años, pero muy seguro de sí mismo dejo un mensaje claro en rueda de prensa. «No puedo prometer títulos, pero estoy convencido de que la gente estará orgullosa de nosotros» Pep Guardiola.

Y para ningún catalán o seguidor Blaugrana en el mundo es un secreto lo que paso del 2008 al 2012, un fenómeno futbolístico muy poco común y la creación de, para muchos el mejor equipo de todos los tiempos. No es simple exageración, 14 títulos de 19 posibles es el palmarés del Barcelona en la era Guardiola, es algo extraordinario, apoteósico. Fue la creación de algo único e inigualable, «El Dream Team«. Tres Ligas de España, dos UEFA Champions League, dos Mundiales de Clubes, dos Supercopas de Europa, tres Supercopas de España y dos Copas del Rey. Son los 14 títulos conseguidos por Guardiola en 4 años, que cualquier entrenador del mundo envidiaría tener en su biografía, y no es algo común y corriente, ya que con tan solo 42 años consiguió este sin fin de trofeos.

Fue ese 24 de abril del 2012 que acabaría todo. Rechazo en campo local que cae en Fernando Torres que se lleno de confianza y realizo una galopada extraordinaria para dejar en el piso a Víctor Valdés  anotar el gol de la consagración. Fue en ese gol que acabo con toda la ilusión Blaugrana, fue el fin de la mejor era en la historia del FC Barcelona.

Para finalizar con Broche de oro o como un Rey, solo quedaba un examen, la final de Copa del Rey ante el Atlethic de Bilbao. Fue así que el conjunto catalán se impuso sin ningún problema ante el conjunto rojiblanco ganándole por una diferencia de 3×0. Dicho esto, fue el fin de algo mágico, algo sublime, algo que nuestros ojos no volverán a ver por mucho tiempo.

Entrando en materia prima, dialoguemos acerca de la actualidad del FC Barcelona, hemos hecho un repaso breve de lo que los años más gloriosos que este Club ha tenido.

El FC Barcelona 2013-2014-2015

Teniendo en cuenta la irregular campaña obtenida por el primer equipo en la temporada 2012-2013 por manos de Tito Vilanova, el Barcelona necesitaba un cambio en sus filas. El más indicado para el puesto era Gerardo Martino, de la misma escuela del ¨Loco Bielsa¨, que tuvo un excelente campaña con Newell´s Old Boys de Argentina llegando a Semifinales de la Copa libertadores y con una idea clara del fútbol que practicaba, era la misma idea que se adaptaba al conjunto catalán. Un fútbol a base de presión y posesión era una de las características más destacables de Martino.

La ilusión por regresar al mejor nivel futbolístico crecía en los hinchas Blaugranas, llenos de felicidad y eufóricos por la contratación de Neymar Jr,  promesa Brasilera que ya sonaba para candidato a balón de oro, y la ilusión aumentaba mas sabiendo que en su lista se encontraba el mejor jugador del mundo Lionel Messi. Era clara la idea que querían los hinchas catalanes, lograr una conexión fantástica entre Messi y Neymar.

Sin embargo Gerardo Martino solo duraría una temporada en Barcelona. No tuvo la suerte de contar al 100% con Messi, tuvo un año muy duro y las lesiones le impedían jugar. También sostuvo la idea de un equipo acabado, lidiando con el final de una era, un equipo roto, con muchas revueltas en sus directivos. Como era de esperarse Martino no seguiría dirigiendo el FC Barcelona.

 

La llegada de Luis Enrique

Era de tiempo de acarrear cambios mordazmente. Luis Enrique tomaba las riendas del conjunto Catalán. Se comparo mucho la llegada de ¨Lucho¨ con la llegada de Guardiola. Se comentaba el parecido que tenían los dos técnicos, y claro, su pasado como futbolista Blaugrana era un denominador en común.

Luis Enrique tenía una idea muy clara en el juego que iba a desempeñar en el fútbol Club Barcelona. A base de posesión, presión y movimientos posicionales, eran una de las ideas claras del entrenador español. Quería recuperar la mejor versión del Barcelona, volver a ser ese equipo temido por toda Europa.

Una de las más grandes expectativas era la llegada del Bota de Oro, nada más y nada menos que Luis Suarez. Con grandes expectativas llegaba el Uruguayo preveniente del Liverpool de Inglaterra, que con su talla goleadora y capacidad física se había ganado la mirada de los directivos catalanes para incorporarse en las filas del conjunto Blaugrana.

No tuvo un buen comienzo Luis Enrique, no se notaba una idea clara del juego que querían emprender los futbolistas, y el entrenador era el más criticado por la prensa y por el hincha catalán, además contaba con un tridente sudamericano letal conformado por Messi-Neymar-Suarez.

Sin embargo el tiempo dio respuesta a todas las incógnitas, el Barcelona en estos momentos pasa por un momento fantástico, líderes de Liga, clasificados a la semifinal de Champions y esperando por la final de la Copa del Rey. Demostrando la calidad de delantera que tiene y lo muy táctico y organizado en defensa. Messi transformado jugando de extremo como en sus inicios o jugando detrás de Suarez y Neymar para así producir más juego y permitirles un equilibrio en el campo, Suarez arrasando con todos los pronósticos que decían que no era un jugador de la ideología del Barcelona, y Neymar que pasa por el mejor momento de su carrera y creando así una fantástica conexión con Messi, que ha acarreado el grito de gol de millones de personas.

Aún queda mucho por jugarse, pero no cabe duda que todo ha vuelto a recomponerse en las filas del conjunto Catalán, y muy pronto se dará el fruto futbolístico de aquello que algún día fue felicidad.

 

 

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments