Todavía se habla del solsticio de verano 2018

113

El llamado solsticio es un fenómeno astronómico que da paso al comienzo del verano y del invierno. Por esta razón, sucede dos veces al año.

La primera vez suele pasar entre el 21 y 23 de diciembre, la segunda entre el 21 y 23 de junio. Las causas por las que sucede es motivado a que la Tierra, en estos periodos específicos del año, se inclina más hacia la estrella de su órbita y esto provoca que el sol logre su punto más al sur del Ecuador.

Esto produce más luz en el trópico de Capricornio, generando así que el día sea más largo. Este año el solsticio llegó el 21 de diciembre y alcanzó su punto máximo a las 19.23 hora argentina. Desde este instante, el sol empezará a bajar su altura y los días se irán acortando poco a poco, hasta llegar al siguiente solsticio, el de invierno.

La etimología de la palabra “solticio” proviene del latín que quiere decir sol quieto y se refiere a los momentos en que el sol deja de avanzar. Distintas culturas festejan este día conforme a sus tradiciones. La mayoría celebra porque significa la llegada de las vacaciones y el descanso.

Mirá también:  Mirá cuáles son los regalos más buscados para Navidad

En rituales antiguos el solsticio de verano algo más

En muchas partes del planeta, las culturas ancestrales tiene ritos específicos para celebrar este día. Por ejemplo, en China, el solsticio de verano simboliza la fuerza del yin, la tierra y lo femenino. Este se completa con el solsticio de invierno que es la fuerza del yang, de lo masculino y del cielo.

Por otra parte, en Bolivia, reciben el fenómeno con ritos para dar gracias a las deidades andinas por los bienes recibidos y pedir que haya alimento abundante.

Google también celebró el solsticio

En el doodle de ese día se rindió un homenaje a la llegada del verano en el hemisferio sur, con un diseño verde y colorido que simboliza una de las estaciones del año preferidas por la mayoría.



Profesora de Castellano y Literatura egresada del Instituto Pedagógico de Caracas/Correctora de estilo. Redactora y editora de Segundo Enfoque. Venezuela


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *