Todo sobre la banca offshore

116

Panamá.- La banca offshore o extraterritorial, hace referencia a un tipo de entidades bancarias, que normalmente están situadas en paraísos fiscales, el cual se encuentran regulados por leyes.

Estas leyes les dan una mayor libertad en operaciones financieras, este es un tratamiento fiscal más favorable. Esto por tratarse de instituciones que van dirigidas a un cien por cien en captar depósito e inversiones de personas o empresas que no sean residentes y no se le permite el acceso a los ciudadanos de ese país. 

Se debe de destacar que no todas las entidades bancarias están situadas en paraísos fiscales. Estas también conviven con bancos normales u onshore, que prestan un servicio a los residentes y que no están acogidos por las legislaciones de banca offshore.

Las ventajas de estar en la banca offshore:

  • Mayor libertad: con menos intervenciones gubernamentales y exención al cumplir regulaciones de capital como controles de cambio, las transacciones exteriores o políticas de inversiones. Esto da más libertad para realizar movimientos de todos sus clientes y en ocasiones una reducción de costos que permite los pagos de intereses más elevados.
  • Menos impuestos: al realizar depósito en este tipo de cuentas, por lo general están libres de pagar cualquier impuesto.
  • Mayor privacidad: estas se constituyen en países con estrictas leyes de secreto bancario y privacidad.
  • Estabilidad financiera y monetaria: Esta banca offshore, está situada en centros financieros muy importantes, con una buena estabilidad política y monetaria. 
  • Servicios especiales: en algunos bancos extraterritoriales le ofrecen algunos productos la cual los competidores no disponen para sus consumidores onshore, algunos de los productos son cuentas numeradas, tarjetas anónimas o inversiones con alto rendimiento.

Desventajas de la banca offshore.

  • Desconfianza por las autoridades e instituciones financieras: los bancos que se encuentran en paraísos fiscales, están relacionados a la evasión de impuestos o blanqueo de capitales. Por ese motivo las transacciones son procedentes o con destino de donde se suelen disparar las alertas y atraer una mayor inspección de las autoridades tributarias. Aunque no es muy frecuente, algunos bancos offshore están vetados por los organismos como el Grupo de Acción Financiera Internacional o por otros bancos onshore.
  • Seguro de depósitos: en algunos países disponen de seguros gubernamentales o de un fondo constituido por las propias entidades bancarias, que cubre los depósitos de los clientes hasta una determinada cantidad. Siendo esta una manera para proteger a los clientes.
  • Tienen mayor gasto de mantenimiento: los gastos de una cuenta offshore por lo general son algo elevados que los tradicionales, es frecuente que las entidades bancarias cobren una cuota de mantenimiento mensual o trimestral, en algunos casos cobran un cargo por apertura o cierre de cuenta. Es habitual que el banco cobre una comisión por recibir depósitos en efectivo o transferencias bancarias.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *