Torra no descartó “abrir las cárceles” si hay condenas contra independentistas

126

La crisis política en Cataluña escaló a una nueva fase de conflictividad. El presidente de la Generalitat, Quim Torra, mantiene firme su radical posición de no doblegarse ante las directrices de Madrid, a pesar de que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, tenga intenciones de diálogo con los actores políticos catalanes.

Pese a que buena parte de los analistas interpretaron la conferencia del martes del presidente Quim Torra como un paso más o menos conciliatorio, o al menos no una escalada, sus afirmaciones apenas un día después siguen la tónica habitual de desafío, amenazas y poco respeto por las instituciones y la ley, jugando una y otra vez con la idea, sin lanzarse pero sin descartarla, de abrir por la fuerza las cárceles y dejar libres a los presos si hay sentencias condenatorias, según reseñó el diario El Mundo.

De esta manera, aunque Torra asuma una posición conciliatoria, esto no implica que vaya a otorgar concesiones políticas al Gobierno que le den margen para minimizar las acciones subversivas de los catalanes.

Lea también: Presupuesto 2019: Macri convocó a gobernadores para cerrar cuentas con déficit cero

La estrategia de Quim Torra

Desde Bruselas, donde participa en una reunión de grupo de Junts per Catalunya, y flanqueado por Carles Puigdemont, Torra ha sido bastante claro dentro de su ambigüedad general, afirmando que está “dispuesto a llegar tan lejos como el president“, su antecesor, en el pulso con el Estado.

“Estoy dispuesto a llegar tan lejos como él, que se puso a disposición del pueblo de Cataluña y a través de sus representantes tomaron pacíficamente la decisión que tenía que tomarse. Allí estará siempre un president. Obedezco al pueblo de Cataluña y sus representados en el Parlament. Eso es mi límite, lo que el Parlament decida, y allí obedezco o desobedezco”, afirmó.

El president, de nuevo en Bruselas para coordinar estrategias de partido, ha acusado, aunque sin especificar a quien, a sus interlocutores con mantener viva la amenaza de aplicar el artículo 155.

“Aunque jurídicamente no se aplique el 155 ahora, lo importante es que abandonen la cultura del 155 no podemos estar en proceso de dialogo y alerta porque podrían aplicarlo. Así no se puede negociar. Tenemos la bandera del diálogo, siempre estaremos dispuestos a cierta voluntad de llegar a acuerdos, y tomar riesgos. Pero si lo primero es la amenaza del 155″.

Torra apela a Bruselas para plantear el proyecto de independencia de Cataluña partiendo de la transición institucional de comunidad autónoma a Estado soberano en forma de República.

La propuesta de los catalanes es refundar el Estado catalán con una estructura que provenga de una Constitución catalana provisional. Esta podría generar desvinculaciones progresivas de las instituciones catalanas del Estado español.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *