Toti Ciliberto se declaró libre de las drogas y el alcohol

224

El humorista Toti Ciliberto rompió el silencio para confesar que transitó un duro camino cuando estaba sumido en el mundo de las drogas y el alcohol, gracias a manos amigas logró salir de los vicios para darle un nuevo rumbo a su vida.

Durante una entrevista concedida para la revista Pronto, Ciliberto se sinceró y habló de los duros momentos que debió enfrentar, explicando que es un camino oscuro y solitario en donde las drogas toman el control, siendo la falta de apoyo la principal complicación para lograr la rehabilitación.

Toti habló sin temores y se abrió en la entrevista concedida a Mati Vázquez, reveló que en su mayor momento de fama durante la década del noventa en Videomatch tuvo que pedirle a su familia y amigos que lo ayudaran con sus adicciones.

Salir de la joda y abandonar el consumo de drogas y alcohol no fue algo que surgió de la noche a la mañana en su vida. Relató que su familia fue pieza fundamental en este cambio del que ahora se siente muy orgulloso.

“Me la di pero por suerte pude dar el volantazo… fue con la joda en su contexto general. Cuando estaba en Videomatch, teníamos la posibilidad de tener todo lo que quisiéramos. Nos ofrecían de todo. Cuando estás en la cresta de la ola parece que tenes el poder absoluto de todo. Uno se lo cree”.

Ahora es adicto a la comida

Aprovechó la ocasión para hacer un recuento de todas las personas que le dieron todo el apoyo para salir adelante.

“Si no hubiera tenido amigos, familia, gente que me bajara a tierra, se me hubiera hecho difícil salir. Por suerte, no estaba tan enterrado. Yo me drogaba porque era un boludo social, empecé antes de conocer a Marcelo Tinelli. También consumía alcohol. La última vez que consumí fue hace 20 o 30 años. Eso te hace perder todo, la familia, los amigos. Los psicólogos y los psiquiatras me ayudaron”.

Recordó que en su recuperación hubo dos personas que siempre se mostraron preocupados y lo cuidaban porque definitivamente querían lo mejor para él. Fueron precisamente Carna y el conductor el Súper Bailando quienes apostaron a su recuperación.

“Me decían que parara. Marcelo Tinelli me decía que me quería y que me cuidara. Me enderezaron el camino. También Débora, mi mujer, y mis hijos. Igual siempre fue poquito, mi verdadera adicción es la comida”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *