Internacionales

Trabajadores del Astillero Río Santiago alzaron su voz en las calles

“En defensa del trabajo” cerraron vías para manifestar sus inconformidades

Con varias medidas de fuerza, los trabajadores del Astillero Río Santiago se pronunciaron este jueves, para manifestar su descontento con la paralización forzada que vienen enfrentando.

Durante una intensa jornada de protesta, se desplegaron los gremios de la empresa naval y los estatales. Mancomunadamente encabezaron un contundente acto, donde confluyeron también trabajadores de salud, educación y referente políticos.  A punta de manifestaciones, trancaron los accesos de entrada y salida de La Plata.

Los trabajadores del Astillero Río Santiago, realizaron un corte en la Autopista Buenos Aires – La Plata; quienes desde hace varios meses arrastran un conflicto con el ejecutivo provincial por la intención de privatizar y despedir empleados.

Francisco Banegas, secretario general, manifestó que “esta medida la llegamos a tomar en función de las declaraciones de la gobernadora. Ella dijo que no va a haber despidos, privatización ni cierre; pero no dice que va haber reactivación del Astillero y eso realmente nos preocupa”.

Resaltó que “nos ha metido las manos en el bolsillo, está robando nuestro salario y la comida de nuestros hijos. Esto lo vamos a llevar a una causa penal, en contra de los funcionarios de la empresa”.

Banegas denunció que el presidente convocó a la gerencia de producción para decirle que no van a continuar las obras de los buques, y el astillero estaría paralizado.

Vea también: Organizaciones sociales de Argentina pidieron una “ley de economía popular”

Presión en la sede del Astillero Río Santiago

A través de una “permanencia pacífica”, un grupo de trabajadores se congregó en los alrededores del edificio de la Dirección, con el objetivo de reclamar insumos para volver a producir.

En un comunicado, explicaron que demandaban las gestionas pertinentes para proveer insumos básicos y así retomar la actividad productiva. Dijeron que por decisión política del gobierno de María Eugenia Vidal, se paralizaron los trabajos en todas las obras.

En el interior de la planta se encontraba el interventor, Daniel Capdevilla, quien regresó luego de diez días de ausencias. Al dirigirse a los indignados trabajadores, Capdevilla solicitó “más tiempo”, para resolver sus demandas.

Ante tal solicitud, los trabajadores del Astillero Río Santiago impidieron su salida y respondieron que de allí no se movía nadie hasta tanto les entregaran los insumos; o en su defecto la renuncia del interventor.

Los insumos que exigen permitirían terminar algunos trabajos como el buque Eva Perón, que está en un 97%. El mismo requiere una inversión de 75 millones para ser entregado, y en contraprestación, la Provincia recibiría un pago de más de 200 millones de pesos.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Te puede interesar

Close
Close