InternacionalesSaludSocial

Trasladan desde Jamaica a turista argentina en coma

Buenos Aires.- Ana María Arroyos se encontraba de viaje en un crucero de la empresa Norwegian Cruise que recorría las más bellas costas del mundo junto a su hija. La mujer argentina comenzó a sentir fuertes dolores abdominales. Fue diagnosticada de gastroenteritis aguda, le dieron pañales y pastillas. Debido a que el dolor seguía, el capitán del barco la obligó a bajarse en la capital de Jamaica, Kingston, para que pudiera recuperarse mejor con una atención mayor. La familia luchó durante largos días que se efectivice su traslado; lo consiguieron y Assist Card se hará cargo.

En Jamaica fue internada y trasladada a un centro universitario, se encontraba con infección generalizada. “Ahí la operaron de urgencia, porque tenía los ovarios llenos de pus. La operación salió bien, pero sus pulmones quedaron sumamente dañados. Ahora está en coma inducida”, según dijo Mariana, la otra hija de Ana María que se encuentra en Argentina.

Omar Arroyos, hermano de Ana María, dijo en declaraciones para la televisión argentina que necesitan “traerla al país porque Jamaica no tiene los recursos hospitalarios necesarios. Esto es una cuestión de emergencia médica: hay una ciudadana argentina que debe ser repatriada, porque su vida corre peligro. Necesitamos un avión sanitario. Mi hermana necesita volver, por favor”.

Bajo este panorama poco agradable, se precisaba con urgencia que Ana María fuera trasladada a Argentina para recibir una mejor atención y que su recuperación sea favorable.

De esta manera, se pidió al gobierno argentino, Ministerio de Salud y Assist Card (empresa médica de asistencia al viajero que Ana María contrató para este viaje) que hagan efectivo el traslado; pero no obtuvieron respuesta y su familia y compañeros de trabajo armaron un grupo de Facebook para pedir ayuda y concientizar a la población de este caso. Los días pasaban y los gastos de Ana María en Jamaica se incrementaban; la familia no podía costearlos y a la companía de asistencia al viajero no le correspondía cubrirlo ya que se había superado el límite que eran de 20 mil dólares. La mujer llevaba gastados 50 mil dólares y se estima que el costo del operativo del traslado superará el millón y medio de pesos.

Si bien el Gobierno informó, a través del Ministerio de Salud, que OSDE y Assist Card se harán cargo del traslado de Ana María Arroyos, la familia aseguró que solo Assist Card se hará responsable de los gastos de internación y traslado por motivos “humanitarios”.

El vuelo arribará al Aeroparque Jorge Newbery de Buenos Aires alrededor de las 18 horas; luego, la empresa montará un completo operativo médico para trasladar a la mujer en una ambulancia de alta complejidad hasta el centro de salud para una mejor recuperación.

Esperemos que este estremecedor caso sirva de precedente para que los gobiernos correspondientes se hagan cargo de las situaciones y demoren lo menos posible; si bien a la empresa Assist Card no le correspondía hacerse cargo de los gastos que superen lo que Ana María contrató, celebramos la actitud de responsabilizarse de este, aunque bajo esta se encuentre el interés propio de salvaguardar su renombre, debido a la masividad que tomó el caso de Arroyos en Jamaica.

Marketing Digital Experience

Luciana Belén Massa

Estudiante de Ciencias de la Comunicación en la Universidad de Buenos Aires, Facultad de Ciencias Sociales

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close