LGBT

Tribunal Europeo condenó a Rusia por discriminación hacia colectivo LGBT

Se considera que Rusia es uno de los países con mayor incidencia de homofobia en el mundo

El Tribunal Europeo de Derechos Humanos (TEDH), con sede en Estrasburgo, Francia, condenó a Rusia, esta semana, por negarse a permitir los actos públicos convocados por el colectivo de Lesbianas, Gais, Bisexuales y Transexuales (LGBT) entre los años 2009 y 2014.

Así mismo, la Corte resolvió, además, que Rusia discrimina a este grupo. Por ello, el Tribunal Europeo instó a Rusia a implementar “medidas sistémicas” para remediar las violaciones de la Convención Europea de Derechos Humanos, de la que es firmante.

“La homofobia se ha puesto muy de moda en el Estado en Rusia”, afirmó recientemente el activista LGTB Míjalil Tumasov, miembro fundador de la red LGBT rusa. “Al día de hoy en Rusia es ‘cool’ ser homófobo”, aseguró el activista, quien, además, denunció que los crímenes de odio contra la comunidad homosexual en ese país aumentaron 30% en 2017.

Lea también Jaden Smith levanta de nuevo la sospecha de su homosexualidad

Las demandas presentadas ante el Tribunal Europeo

Con un total de 50 demandas presentadas ante Tribunal Europeo contra Rusia, y una queja principal relacionada con “el rechazo persistente de las autoridades rusas a aprobar las peticiones para celebrar manifestaciones LGBT”, se llegó a la determinación de sentenciar las violaciones de los DD.HH. hacia el colectivo en Rusia.

Según la sentencia de la Corte, ese rechazo “no puede ser justificado por ningún imperativo en defensa del orden, por lo que ha vulnerado el derecho a la libertad de reunión”.

Los argumentos del fallo son los mismos con los cuales el Tribunal de Estrasburgo condenó a Rusia en 2010. Para entonces, se concluyó la existencia de vulneraciones de los derechos a la libertad de reunión, a un recurso efectivo y la prohibición de la discriminación, en referencia a las prohibiciones del Día del Orgullo Gay, desde 2006 hasta 2008.

Ahora, la sentencia defiende, por seis votos contra uno, que el fallo en sí constituye una indemnización suficiente en cuanto a los daños morales. De hecho, todos los demandantes habían solicitado entre 5.000 y 500.000 euros por ese concepto.

Por su parte, la jueza suiza Hellen Keller dio su voto en contra al considerar que indemnizar por daños morales “hubiera supuesto una compensación más firme, dando a Rusia un incentivo financiero para corregir la situación lo antes posible y evitar futuras violaciones”.

Marketing Digital Experience

Michelle Rodríguez

Profesora de Castellano, Literatura y Latín. Magíster en Literatura Latinoamericana, egresada de la Universidad Pedagógica Experimental Libertador - Instituto Pedagógico de Caracas.

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close