Trump aseguró que la tortura es útil

98

Estados Unidos.- El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, aseveró que el uso de la tortura contra los terroristas es totalmente factible y funcional.

Trump se mantiene defendiendo fielmente la ventaja de la tortura contra sospechosos yihadistas, pero dijo que quería cumplir la ley y que delegaría cualquier decisión sobre si aplicarla a la cúpula de seguridad de su Gobierno.

“Si no quieren hacerlo, está bien. Si quieren hacerlo, trabajaré hacia ese objetivo. Quiero hacerlo todo dentro de los marcos de la legalidad”, señaló en una entrevista ofrecida este miércoles a medios locales.

En el año 2006, el Ejército estadounidense prohibió el uso del waterboarding, poniendo en duda su legalidad y eficacia.

Al tomar la Casa Blanca en 2009, el ahora presidente saliente Barack Obama lo prohibió también para la CIA al clausurar el programa de interrogación de la agencia de inteligencia a sospechosos de terrorismo. La disposición cerró la parte oscura de los abusos del Gobierno de George W. Bush utilizada por la llamada guerra contra el terrorismo tras los atentados del 11-S en 2001.

Trump quiere estudiar la recuperación de ese programa de interrogación. Según el boceto de un documento oficial mencionado por medios estadounidenses, el republicano ha preguntado a sus asesores sobre la posibilidad de reanudar las prisiones secretas que la CIA tenía en el extranjero.

Según señaló el informe, se podría conservar la negativa a practicar torturas en los interrogatorios, según las leyes estadounidenses e internacionales.

En una rueda de prensa, el vocero de la Casa Blanca,  Sean Spicer, negó legitimidad a esa información aunque no la desmintió. “No es un documento de la Casa Blanca. No tengo ni idea de dónde salió”, dijo a los periodistas.

Se conoció que el actual presidente  también estaría estudiando mantener abierta la prisión de Guantánamo (Cuba), que acoge a una cuarentena de sospechosos de terrorismo en un limbo de detención indefinida.

En relación a otro tema, Spicer explicó que a finales de semana el Gobierno tomará “pasos apropiados” para garantizar que llegan a EE UU por “razones correctas” personas procedentes de países que suponen una “elevada preocupación” de seguridad.

El portavoz evitó referirse a un determinado país ni detallar el alcance de esas medidas.

 

 




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *