Trump publicó exámenes médicos

111

Washington.- A diferencia de la demócrata Hillary Clinton, su rival republicano Donald Trump prefirió entregar su informe de salud a un programa de televisión, mientras que la ex secretaria de Estado lo publicó a través de su equipo de prensa.

Este miércoles el candidato republicano a la Casa Blanca, Donald Trump, calló a todos y presentó en un programa televisivo el informe médico de su último examen físico. Sin embargo, su campaña no publicará los detalles del texto.

[pullquote]”Si Trump llegase a la presidencia con 70 años, sería el presidente más saludable en la historia de Estados Unidos”, afirmó Harold Bornstein, médico de Trump.[/pullquote]

Trump estuvo presente en “The Dr. Oz Show”, en donde, según información suministrada por su campaña, sostuvo una discusión sobre su salud en general y, además, entregó el historial médico de su familia. El empresario le entregó al presentador del espacio, Mehmet Oz, una hoja con los resultados que arrojaron los exámenes que le hizo la semana pasado su médico personal, Harold Bornstein.

El programa sale al aire este jueves, razón por la cual su equipo de campaña se negó a revelar los resultados. Sin embargo, la producción del espacio televisivo envió una nota de prensa en la informó que “el doctor Oz hizo al señor Trump una revisión plena de sus sistemas”, en la que incluyó su sistema nervioso, su salud cardiovascular, próstata y el historial familia.

Tanto el empresario como su rival demócrata, Hillary Clinton, han estado presionados por la opinión pública para que ambos publicaran sus historiales médicos, situación que se agravó después que la ex secretaria de Estado fuera diagnosticada con neumonía y se le bajara la presión durante la ceremonia en conmemoración del 11 de septiembre.

Bornstein ya había asegurado que si Trump llegase a la presidencia con 70 años, sería el presidente más saludable en la historia de Estados Unidos.

La participación del magnate en el programa de Oz se llevó a cabo horas antes de que visitara Flint, Michigan, donde criticó las fallas gubernamentales que sumergieron en una crisis a la ciudad. En ese sentido, la alcaldesa de la entidad dejó claro que no estaba contenta con la visita del republicano.

Es la primera visita de Donald Trump a esa empobrecida ciudad desde que se detectó plomo en su agua potable en abril del 2014. Se espera que el candidato visite una planta purificadora de agua y una iglesia y hable de la crisis que afectó a 100.000 personas.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *