Trump recibió a Xi Jinping

26

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, recibirá a su homólogo chino Xi Jinping en un encuentro informal y distendido. 

El encuentro inicial entre ambos dirigentes tendrá lugar en la exclusiva mansión de Trump en West Palm Beach, Florida, conocida como Mar-a-Lago, lejos de la solemnidad de la Casa Blanca.

Dentro de los pocos detalles que se han filtrado del programa de la visita, se sabe que los mandatarios de las primeras potencias económicas del mundo cenarán juntos tras la llegada de Xi Jinping a media tarde, y que el viernes mantendrán una serie de reuniones.

El mandatario estadounidense tendrá la oportunidad de mostrar hacia dónde quiere llevar la relación chino-estadounidense, ya que hasta ahora su posicionamiento diplomático ha sido impreciso.

De cualquier modo, el encuentro con Xi será “muy difícil”, porque el magnate inmobiliario calificó durante su campaña electoral a China como el principal rival de Estados Unidos, principalmente en materia de comercio internacional.

Si bien es cierto que ambos países deberían continuar su tradición diplomática de mantener “compromisos fuertes”, hay varias piedras angulares en el camino por analizar, destacó el miércoles Susan Thornton, responsable para Asia del Departamento de Estado.

El primer tema dificultoso es Corea del Norte, que volvió a desafiar a Estados Unidos y a la comunidad internacional ayer lanzando su quinto misil en lo que va de año.

Algunas horas antes de recibir a Xi, Trump aseguró en una conversación telefónica al primer ministro japonés, Shinzo Abe, que Estados Unidos “continuará reforzando su capacidad militar” frente a “la seria amenaza que sigue representando Corea del Norte”.

Desde hace algunas semanas, Washington exhorta a Pekín a presionar a su aliado Pyongyang, a quien le ofrece un colchón diplomático en las Naciones Unidas.

Por su parte, Trump dejó caer la amenaza de una intervención militar unilateral en una entrevista publicada el domingo por el Financial Times, apuntando que está preparado para “solucionar” solo el problema norcoreano si China duda demasiado tiempo.

“Es un problema que se ha vuelto urgente. Es una amenaza urgente y mundial. Por lo tanto, es un tema que discutiremos”, afirmó Thornton, que estará este jueves en Mar-a-Lago.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *