Turismo en Panamá se volvió lento por falta de inversión

875

Panamá.- La Contraloría General de la República informó que el turismo cayó en 7,5% durante los primeros meses del año.

Panamá, un destino fabuloso, con hermosas playas, gente amable, hermosos paisajes y una temperatura húmeda, no registró números favorables en el sector turismo en lo que va de año.

Alberto Quirós, presidente del Centro de Investigación y Desarrollo Turístico (CIDT), expresó que tal caída se debió a la falta de inversión en infraestructura, y eso ocasionó que el turismo se volviera más lento.

Sumado a las fallas en infraestructura, Quirós advirtió que Panamá también presentó problemas en la capacitación y los servicios en el sector turismo.

“Alrededor de  5.000 millones de dólares al año genera el turismo en Panamá, pero si no se invierte, aun sabiendo que este es el mayor generador de recursos para el país, pues las cifras no dan. Se debe invertir en infraestructura y capacitación”, afirmó Quirós.

Las declaraciones fueron emitidas por el empresario y experto en el sector turístico durante su participación en el seminario “Turismo en tiempos de vacas flacas”, que se efectuó en la capital panameña.

El empresario expuso que el número de visitantes a Panamá sí  aumentó, pero esa cifra comprende a migrantes, turistas y excursionistas, los cuales gastan dinero en hoteles, restaurantes y transporte.

“Los migrantes son contados por igual, y ese es un número importante, que no forman parte del sector turístico porque al final su inclusión dentro de las estadísticas distorsionan los números porque están siendo contados por igual, como si usaran los hoteles y demás servicios. Por tanto, esa no es una base sólida”, manifestó el empresario.

Un ejemplo fehaciente es el siguiente: por el Aeropuerto Internacional de Tocumen, en Ciudad de Panamá, circulan unas 15 millones de personas al año, la ocupación hotelera en el centro de la ciudad es de un 50% en la zona donde abundan muchos lugares para hospedarse, pero no es así, por lo que la cifra tiende a ser baja, así como lo es en los centros de hospedaje en las provincias del interior. 

Sumado al problema de infraestructura, según el estudio de satisfacción efectuado por la Autoridad de Turismo de Panamá (ATP), develó que en el país dan malos tratos en los lugares de servicios, y en efecto es así, sobre todo en los restaurantes el trato es desagradable, así como la calidad en los alimentos que se ofrecen en estos lugares.

Además de eso, los pasajes de avión son costosos, existen serios problemas de seguridad, contaminación, fallas en el transporte y en los sistemas eléctricos.