Turquía aumentó intervención en Siria

93

Turquía.-  La nación turca llevó a cabo un nuevo movimiento para lograr la instalación definitiva en el plano primordial de la guerra civil de Siria, al remitir al menos diez tanques más al norte de la nación, un día después del ataque relámpago en el que invistieron al Estado Islámico (EI) en Jarablos, ciudad localizada cerca de la frontera de Turquía.

En este sentido, los vehículos de combate se añadirán a los que ya atravesaron la frontera el pasado día miércoles en la denominada operación Escudo del Éufrates, con la que Turquía intenta expulsar de su frontera con la nación siria al Estado Islámico y a la tropa kurda.

El mandatario turco, Recep Tayyip Erdogan, expresó el pasado miércoles que la agresión había expulsado a los grupos yihadistas de Jarablos y los rebeldes afines a la ciudad de Ankara y afirmó que los extremistas se habían aislado hacia el sur, a la ciudad de Al Bab.

Durante la maniobra, la más ambiciosa ejecutada por Turquía en los cinco años y medio del problema en Siria, fueron extendidas las fuerzas individuales de tierra mientras los jets proyectaban misiles desde el aire a objetivos presumiblemente yihadistas.

Los bombardeos aéreos aparecen en apoyo de centenas de rebeldes sirios, quienes el pasado miércoles ingresaron en Jarablos y en otra localidad cercana tras localizar poca resistencia. “La oposición siria ya está sentada en Jarablos y ha iniciado a hacerse con la intervención de ciudades y pueblos” cercanos, expuso el primer ministro turco, Binali Yildirim, a la televisión local.

La aparente eficacia de la operación también conjetura un golpe de derivación para la popularidad del ejército turco, en horas de necesidad tras la tentativa de golpe de Estado y la supeditada purga masiva en sus fuerzas, que se ha abonado con la destitución y la reclusión de miles de militares.

En el presente, se desconoce si la dispersión de los tanques responde a un intento de evitar que el Estado Islámico retome Jarablos o de auxiliar a los rebeldes a continuar despojando nuevos departamentos. Sin embargo, un oficial turco expresó el miércoles que la ciudad de Ankara “perpetuaría las operaciones hasta que esté inclinada que la coacción inminente contra la seguridad nacional ha sido contrarrestada”.

El militar destacó el hecho de que los insurrectos llevan la iniciativa y que el rol de Turquía es “prestarse para el avance”.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *