Turquía levantó muro en frontera con Irán

87

Turquía.- La República de Turquía vuelve a apostar por la edificación de muros para intentar resguardarse de las amenazas de naciones vecinas y ha comenzado a levantar una muralla de hormigón en parte de la frontera que comparte con la República de Irán, que se prolonga hasta los 500 kilómetros.

Así, Süleyman Elban, gobernador de la demarcación turca de Agri, fronteriza con la República Islámica, fue el comisionado de notificar ante los medios locales que el nuevo muro poseerá 144 kilómetros de distancia, dos metros de grosor y tres metros de elevación, según recogió la agencia Dogan.

Del mismo modo, el Gobierno de Ankara pretende aquietar la potencial entrada ilegal a la nación de milicianos del Partido de los Trabajadores del Kurdistán (PKK) y de especuladores o traficantes. El PKK es catalogado como una «organización terrorista» por la República de Turquía, Europa y Estados Unidos de Norteamérica, aunque su ordenación hermana en la nación de Siria, las Unidades de Protección Popular (YPG), se ha cristalizado en el mejor compañero de los estadounidenses en la guerra contra el grupo yihadista Estado Islámico (EI) y encabeza la ofensiva sobre Raqqa.

Resultado de imagen para Turquía levantó muro en frontera con Irán

Según reseñó ABC, este nuevo muro se añade al iniciado hace dos años y ya casi consumado a lo largo de la zona limítrofe con Siria, una barrera de la que se han edificado cerca de mil kilómetros, según las cifras ofrecidas en el pasado mes de junio por el titular de la cartera de Defensa, Fikri Isik, y que cuando se encuentre finalizado conseguirá una longitud de 828 kilómetros.

El mandatario Recep Tayyip Erdogan justificó el levantamiento de este muro como una estrategia de seguridad para impedir el ingreso a la nación de elementos del Estado Islámico, entonces muy activos en las afueras del territorio turco. Una modificación de estrategia radical ya que desde el bombazo de la revolución contra el presidente Bashar Al Assad en la nación vecina, en  el pasado año 2011, Turquía se cristalizó en una ruta innegable para los yihadistas de todo el mundo que pretendían ser partícipes en la guerra santa. Ya no existe presencia del Estado Islámico en la frontera, pero sí de las YPG kurdas, que cada día son más enérgicas gracias al sustento militar que reciben por parte de Washington.