miércoles, septiembre 22, 2021
InicioDeportesUn micrófono abierto, una opinión y un debate que jamás cesará

Un micrófono abierto, una opinión y un debate que jamás cesará

París.- Diego Maradona otra vez se encuentra en el centro de la polémica. En esta oportunidad a raíz de un dialogo con el astro brasilero Pelé en un evento publicitario en la capital francesa. Opinión sobre Messi y  un debate sin fin.

1919. Conferencia de Paz de París. Reunión de los Aliados después del armisticio para acordar las condiciones de paz. 2016. 97 años después. París nuevamente como sede. Abrazo simbólico. Fin de otra «guerra». Maradona vs Pelé. En el marco de una campaña publicitaria de la firma de relojes Hublot, las dos leyendas se reconciliaron luego de largos años de provocaciones y enfrentamientos. «No mas peleas», prometió el Diego.

No obstante, no todo salió según lo previsto. Por lo menos no para Maradona. La tecnología que tantas veces puede ser una herramienta de una utilidad extraordinaria, en esta ocasión le jugó una mala pasada. ¿Intencionalmente? No se sabrá. Lo que si ya es historia conocida, es la charla entre el ex capitán de la albiceleste y Pelé gracias a un micrófono abierto. El ex 10 tuvo palabras duras para el actual 10 de la Selección. “Él es muy buena persona pero no tiene personalidad, no tiene mucha personalidad para ser líder”.

La opinión de Maradona sobre la “Pulga”, no tardó en viralizarse y como era de esperar se generó un debate en torno a sus dichos. Por lo tanto, la pregunta inevitable en cuestión es la siguiente: ¿Messi es un líder?

Antes que nada hay que entender que significa la palabra líder. Según la Real Academia Española un líder es “persona o entidad que va a la cabeza entre los de su clase, especialmente en una competición deportiva”. Vamos por partes. ¿Messi es una persona? Sí.  ¿Va a la cabeza entre los de su clase? Sí. ¿En competencias deportivas? Sí. Si la figura de Messi encuadra en cada parte de la definición de líder, ¿por qué se le discute esta condición? ¿Por qué es tan resistido en Argentina?

Es difícil comprender, pero en la idiosincrasia futbolera argenta, la palabra líder connota a un tipo de persona particular. A ese ser extrovertido, a ese ser comunicativo. En este país se tiene una concepción de líder desde lo extra futbolístico. Se denominan líderes a Mascherano, Almeyda, Simeone, Ruggeri, Passarella. Líderes carismáticos. Líderes humanos. Aquellos que llevan la voz mandante. No está mal. Pero para ganar no solo se necesita alguien que grite o aliente. Se necesita alguien que juegue y aquí es donde encuadra Messi. Es distinto. Pero que Messi sea distinto no lo hace menos líder. Que tenga una personalidad reservada no lo hace menos guía. Él es un líder futbolístico. Es el líder dentro de la cancha. No le hace falta hablar para que, cuando sus compañeros levanten la cabeza, siempre traten de enfocarlo. Siempre va a estar ahí. Presente. Visible. Nunca oculto. Siempre dispuesto. Eso es ser líder. Pedirla. Bancarse la parada. Puede salir bien o mal. Pero estar. No esconderse. Recibir la pelota y encarar. Pasar uno, dos, tres. Entregar el balón redondo. A los pies. Se le critica no haber conseguido nada con la Selección pero, si sus compañeros no hubiesen desperdiciado las chances que Lionel les entregó en bandeja, la historia sería otra.

En Argentina siempre se tiende a dividir. En todos los ámbitos. Boca o River. Porteño o provinciano. Macrista o K. Los Redondos o Soda Stereo. Y sí. También Maradona o Messi. Y así una infinidad de “o”. Esta característica del país por comparar es un típico rasgo adolescente. Inmaduro. Hay que aprender a convivir y coexistir. De otra manera es imposible subsistir sin conflictos, rivalidades y odio. Hay que aceptar al otro. En este caso, hay que aceptar que tenemos a dos de los mejores jugadores de la historia del futbol. No generemos conflictos entre ambos. Las opiniones hay que respetarlas. Se puede estar de acuerdo o no. Siempre con respeto. Entonces ¿Por qué no disfrutarlos?

RELATED ARTICLES

Most Popular

Recent Comments