Un viaje al pasado maya en Guatemala

229

Guatemala.- Si le apasiona recorrer ruinas arqueológicas y adentrarse en el pasado maya, le recomendamos viajar a Guatemala.

La también llamada “Tierra de los mayas” ofrece al visitante paisajes de ensueño, hermosas ciudades coloniales, y la posibilidad de conocer de cerca las maravillas arquitectónicas construidas por este pueblo originario.

El primer lugar que sin duda se debe visitar es Antigua, ciudad declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, donde estuvo asentada la capital del reino durante la Colonia, que en su época fue conocida como la ciudad más bella del continente.

[pullquote]Antigua fue declarada Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO[/pullquote]

Llena de magníficos ejemplos de la arquitectura renacentista y barroca, algunos lugares fueron destruidos por sucesivos terremotos, pero las ruinas permanecen de pie para mostrarnos un pasado ostentoso.

Si hay algún lugar que no debe dejar de visitar es el Convento de las Capuchinas, una de las ruinas que mejor se han conservado.

En el departamento de Alta Verapaz, acérquese a Semuc Champey y las Cuevas de Lankin, lugares de belleza sorprendente. Allí puede nadar en las pozas que deja el agua a su paso por las rocas.

Semuc-Champey

El Lago de Amatitlán puede ser recorrido en teleférico, aprovechando la visita para comer productos del mar y los famosos dulces de mazapán.

También debe ir al Lago de Atitlán, uno de los más bellos del mundo, rodeado de tres enigmáticos volcanes.

La cuna de la cultura maya es sin duda Tikal, donde encontrará templos y pirámides, protegidas por una frondosa selva.

Tikal

El Castillo de San Felipe, ubicado en Río Dulce, es una estructura construida con fines militares desde donde se tiene una inigualable vista del mar.

Si viaja con niños, le recomendamos ir a nadar a Playa Blanca, de oleaje manso, a donde se llega por lancha desde Río Dulce, a Livingston, una playa rodeada de selva en la que abundan también los riachuelos; o a las playas de Monterrico, con su impresionante arena negra de origen volcánico.

Para comprar artesanías el mejor lugar es el mercado de Chichicastenango, pero si lo que quiere es observar la naturaleza vaya al Biotopo del Quetzal, una reserva natural del ave nacional guatemalteca.

El Volcán de Ipala, famoso por tener una hermosa laguna en su cráter, es un paseo que puede ser realizado por grandes y pequeños, pues el sendero es muy fácil de recorrer.

Báñese en las Aguas termales Georginas, con propiedades relajantes y curativas gracias a su alto contenido de azufre.

Y por supuesto, hospédese al menos una noche en la ciudad de Guatemala, sede de la mayoría de los museos del país, una de las metrópolis de más rápido crecimiento en el continente, rodeada de áreas verdes y con una rica vida cultural.

No olvide llevar su traje de baño, la cámara fotográfica y muchas ganas de caminar.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *