embarazo milagroso

Una mujer inglesa sacó adelante un “embarazo milagroso”

247

Tras sufrir toda su vida del síndrome de ovario poliquístico, Janie Furner, de Inglaterra, debió acudir al médico en abril de este año; creyó que estaría a punto de recibir la peor noticia de su vida. Sin embargo, se trató de todo lo contrario, lejos de haber desarrollado alguna secuela del síndrome, Janie atravesaba por lo que muchos consideran un “embarazo milagroso”.

Junto a su esposo Gary, concibió entre dificultades a la que hasta ahora era su única hija, Mía de 20 años de edad. Ambos se habían resignado a que no podrían volver a ser padres nunca más.

No obstante, en abril de este año Janie empezó a sentir múltiples malestares y temiendo lo peor acudió al médico. El síndrome de ovario poliquístico es un trastorno hormonal que entre sus complicaciones incluye esterilidad, abortos espontáneos o nacimientos prematuros y cáncer de endometrio.

“Busqué en Google mis síntomas, a medida que lo hacía todo estaba apuntando al cáncer de ovario”, dijo. Además agregó que “me dolía la espalda, iba al baño muy seguido y no comía. Visto ahora, es muy obvio que estaba embarazada, pero este año solo tuve dos períodos y no soy muy fértil, así que no se me cruzó por la cabeza”.

Explicó que para ese entonces el especialista le mandó a hacer una ecografía. Una semana después, le dijeron lo que pasaba: no tenía cáncer, estaba casi en la mitad de un embarazo.

embarazo milagroso

Vea también: ¿Qué hacer para que el sueño del bebé dure toda la noche?

Un cambio radical

“Estaba impactada. Gary me esperaba afuera y, como es un poco bromista, cuando la enfermera le dijo que era mejor que entrase, le respondió ‘pensé que me ibas a decir que estaba embarazada’. Salimos del consultorio como dos zombies”, confesó la mujer.

“Esperamos unas semanas hasta que se lo conté a Mia. Estaba en Turquía en ese momento, por lo que acordamos tener una llamada por Skype. Estaba bastante nerviosa en cuanto a cómo lo tomaría, pero ella simplemente estalló en lágrimas.”

Justo en ese momento, la pareja estaba lista para empezar una nueva etapa en su vida: Mía comenzaba la universidad y ellos habían contratado unas vacaciones en Grecia. En pocos meses, tuvieron que reajustar su realidad para volver a convivir con los pañales, los llantos y el cansancio.

“Me había olvidado del agotamiento que trae un recién nacido. Volví a pasar noches sin dormir, a cambiar pañales de forma constante y a amamantar. Nunca pensé que mi año cambiaría radicalmente”, agregó.

Luego de la sorpresa, la familia se hizo a la idea del nuevo integrante y lo recibieron con alegría. El “embarazo milagrosotranscurrió favorablemente, y el bebé Oliver nació en octubre a las 36 semanas a través de cesárea; pesó 5 libras y 7 onzas. Ahora con nueve semanas de vida, Oliver celebró su primera Navidad.

“Ollie no pudo haber venido en un mejor momento. Es nuestro pequeño milagro navideño”, afirmó el padre.




One thought on “Una mujer inglesa sacó adelante un “embarazo milagroso”

    Deja un comentario

    Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *