Una noche muy larga para los estadounidenses

noche electoral segundo enfoque - Una noche muy larga para los estadounidenses

Una noche muy larga para los estadounidenses

La noche electoral sin lugar a dudas fue bastante larga para todos los habitantes de Estados Unidos que habrían ejercido su derecho al voto y que esperaban ansiosos los resultados finales de esta contienda.

El estado de Florida que se encontraba liderado inicialmente por los demócratas, poco a poco se fue tiñendo de rojo, una mancha que se fue extendiendo sin remedio por los territorios considerados clave, entre los que destacan Carolina del Norte y Ohio. El discurso del magnate dirigido a las clases trabajadoras azotadas por la desindustrialización surtió efecto.

Ni la denominada fuerza de los hispanos, ni el empuje de las mujeres universitarias, ni la población afroamericana, ni los jóvenes. El sueño de Hillary Clinton ha sido imposible.  

358179 620 282 - Una noche muy larga para los estadounidenses

Clinton, denominada como la “eterna candidata”, la primera dama que aguardaba a la sombra de su esposo y del Despacho Oval su gran oportunidad, ha sido derrotada por el nominado republicano que, a priori, parecía más más fácil de batir por su inquietante dialéctica racista, xenófoba, machista, islamófoba, polémica.

Durante todo este proceso la ex secretaria de estado no ha podido sacudirse esa imagen de política profesional del establishment de Washington DC, ni de su fama de amiga de Wall Street, de la que el pueblo norteamericano ha renegado este 8 de noviembre.

Aún y con todas las cualidades que parecía tener Clinton para poder desempeñar la presidencia, el electorado ha preferido la “inexperiencia” de un empresario con éxito en los negocios, que prometía devolver el poder “a la gente”, “hacer América grande de nuevo”, crear 25 millones de empleos y echar a más de 5 millones de hispanos fuera de las fronteras estadounidenses, entre otros asuntos.

Se cree que tampoco ayudo a los demócratas las constantes filtraciones por parte de Wikileaks, que con el inquietante beneplácito de Rusia, durante toda la campaña ha sacado las vergüenzas de la ex primera dama, apoyando la teoría de su rival de que “no era de fiar”.

Por su parte, los republicanos mantendrán la mayoría en la Cámara de Representantes, que también se votaba este martes en su totalidad, y el Senado también se tiñe de rojo, tras renovar un tercio de sus escaños.

Yasmary Troconis

Yasmary Troconis

Share on facebook
Facebook
Share on google
Google+
Share on twitter
Twitter
Share on linkedin
LinkedIn
Share on pinterest
Pinterest
Share on whatsapp
WhatsApp
Share on email
Email