#UnDiaComoHoy 18 de diciembre se abolió pena de muerte en Reino Unido

Reino Unido.- La Pena capital o pena de muerte en el territorio de Reino Unido existió desde la instauración del Estado en el año 1707 hasta que se abolió en el siglo XX. Las últimas ejecuciones en el Reino Unido se llevaron a cabo en el año 1964, al tiempo que la pena de muerte se abolió para delitos de homicidio, en el año 1969 en Gran Bretaña y en 1973 en el área de Irlanda del Norte. Aunque esta pena no se ha aplicado desde entonces, se conservó en el Código para determinados delitos hasta 1998.

muerte

Los orígenes en la legislación inglesa y de la pena de muerte

El ahorcamiento como manera de castigo capital fue puesto en funcionamiento en Inglaterra por los invasores anglosajones del siglo V. Allá por el siglo X se había cristalizado en un método común de ejecución.

Guillermo el Conquistador determinó que el ahorcamiento se debía manipular únicamente para los conspiradores o en tiempos de guerra, y solicitó que en su lugar los criminales fueran amputados y dejados ciegos. Waltheof, Conde de Northumbria, fue el único señor que fue ejecutado expresamente durante su reinado.

Al mismo tiempo Guillermo Rufus (Guillermo II) reintrodujo la horca pero únicamente para los que culpables de robar ciervos reales. Se le conoce igualmente por haber ejecutado solo a un aristócrata, Guillermo de Aldrie.

Enrique I volvió a utilizar el ahorcamiento como primordial método de ejecución para muchos crímenes. Guillermo Fitz Osbern fue la primera persona ejecutada sobre la que existe constancia en Tyburn en el año 1196. El árbol que cuelga (cerca del actual Speakers’ Corner en Hyde Park) llegó a ser notorio.

Así, bajo el reinado de Enrique VIII se calcula que unas setenta y dos mil personas fueron ejecutadas por diversos métodos entre los que se contienen el escaldamiento, la quema en la estaca, descabezamiento, y la horca, junto con la castración y el descuartizamiento.

Sir Samuel Romillyse gobernó a la Cámara de los Comunes en cuanto al castigo capital en el año 1810, y declaró lo sucesivo: “(no existe) ningún país en la faz de la tierra en el cual coexistan tan diversas ofensas según la legislación que se castiguen con la muerte como en Inglaterra”.

Un dictamen de muerte se conseguía conmutar o ser planteada permanentemente, por motivos como ventaja del clero, perdones oficiales, embarazo del delincuente, o el deber militar o naval.

Patricia Arnone

Patricia Arnone

Facebook
Google+
Twitter
LinkedIn
Pinterest
WhatsApp
Email