#UnDíaComoHoy 5 de marzo se celebra el Día Mundial del Ahorro Energético

485

Todos podemos poner nuestro granito de arena para tratar de frenar al cambio climático. ¿Cómo conseguirlo? Comenzando por apostar por el ahorro energético en nuestra propia casa.

ahorro energético

Esta será una medida que no únicamente ayuda al medio ambiente, sino del mismo modo a la propia economía familiar. 

En este sentido, las constructoras y las empresas de electrónica de consumo se encuentran cada vez más concienciadas con el ahorro energético.

Así, tanto los nuevos electrodomésticos que se colocan en el mercado como las casas de nueva construcción suman mejoras con las que emitir la menor cantidad de dióxido de carbono posible a la atmósfera y disminuir que la demanda mundial de energía llegue a límites insostenibles. 

Día Mundial del Ahorro Energético

Con motivo del Día Mundial del Ahorro Energético, que se celebra el 5 de marzo, los especialistas inmobiliarios presentaron una serie de consejos para que los particulares se conciencien para hacer una mejor utilización de la energía en sus hogares. 

Con estas recomendaciones, toda la familia logrará llevar a cabo acciones sencillas y eficientes que favorecerán al cambio climático, la sostenibilidad de la Tierra y, del mismo modo, les servirán de ahorro económico personal: 

1. Apostar por la utilización bombillas LED de bajo consumo. 

Las bombillas LED consumen un veintidós por ciento menos que las bombillas de bajo consumo clásicas y un ochenta por cineto menos que las incandescentes. 

Además, entre sus grandes ventajas resalta que se adaptan a cualquier tipo de lámpara y su duración media es de más de diez años, por lo que, aunque su costo  es superior a las demás, a la larga sale más rentable para la cuenta bancaria. 

2. No poseer encendidos ni en “stand by” los aparatos electrónicos si no se manipulan.

No existe ningún beneficio, ni para la economía ni para el medio ambiente, en mantener un aparato electrónico encendido o en “stand by” si no se le encuentra  sacando provecho.

Es más, dejar cualquier electrodoméstico en “modo ahorro” alcanza hasta un doce por ciento del consumo anual del aparato.

Si televisores, equipos de sonido, pantallas de ordenador, entre otros se quedan encendidos, conseguiría legar a suponer un gasto de hasta cien euros anuales. 

3. Revisar periódicamente el mantenimiento de la caldera. 

Levar a cabo un mantenimiento habitual de la caldera no únicamente sirve para evitar que ésta se estropee antes de tiempo, sino del mismo modo para ahorrar energía y dinero.

Contratar un seguro de la caldera que esté encargado de este mantenimiento resultará básico.