#UnDíaComoHoy

#UnDíaComoHoy 8 de febrero secuenciaron el genoma completo de un animal extinto

Se abrió la puerta a la posibilidad de rescatar de la extinción al mamut lanudo

La historia de la primera obtención del genoma de un animal extinto inició con el descubrimiento de un mamut congelado en algún lugar de la Siberia más septentrional.

Los científicos descubrieron lo que andaban buscando: un espectacular ejemplar de mamut lanudo (Mammuthus primigenius) atrapado en el hielo y en buen estado general, gracias a la temperatura de veinte grados bajo cero en la que se ha encontrado durante cerca de veinte mil años. Conserva inclusive mechones de pelo.

La investigación concluyó el 8 de febrero del año 2001 con la publicación en la revista Nature de la secuenciación del material genético (ADN nuclear) del mamut lanudo, un animal que se extinguió hace más de tres mil años.

Recreación artística de un mamut con la doble hélice del ADN. (Foto: Penn State University)

 

Genoma del mamut

Luego del fallecimiento de  Michael Crichton, el autor del libro de ciencia ficción ‘Parque jurásico’, parece inevitable que la investigación del genoma animal nos traiga a la cabeza al escritor.

En la célebre novela, así como en la adaptación cinematográfica que dirigió Steven Spielberg, el ADN procedía de la sangre que conservaba un mosquito fosilizado en ámbar después de picar a un dinosaurio.

En el caso real del genoma del mamut, la clave se ha encontrado en los restos de pelo del animal, una magnífica fuente de material genético.

Cabe destacar que la investigación abre la opción de rescatar de la extinción al mamut lanudo. Sin embargo, queda todavía muy lejos para la ciencia actual.

«Para conseguir algo parecido es necesario superar muchos pasos muy complicados que hoy por hoy no podemos superar», aseguró Carles Lalueza, profesor perteneciente a la Universidad de Barcelona y experto en genomas antiguos.

«Sí existe una posibilidad de que algún día se pueda hacer la reconstrucción intacta del genoma», manifestó el experto.

Stephan C. Schuster, uno de los autores fundamentales de la investigación, expresó que los posibles avances que puede traer consigo la última revolución protagonizada por Craig Venter después de crear por primera vez un cromosoma totalmente sintético. 

Ese sería el primer paso. Después habría que averiguar cuántos cromosomas tenía (aunque sean familiares, no resultan necesariamente los mismos que los del elefante, como evidencia el hecho de que el chimpancé tiene un par de cromosomas más que el ser humano) y albergarlos en un óvulo que pudiera llevarlo a cabo. Por ahora, tan sólo es ciencia ficción.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close