Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego

#UnDiaComoHoy Se celebra el Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego

681

Desde la realización de la Conferencia Internacional de las Naciones Unidas sobre el Comercio Ilícito de Armas Pequeñas y Ligeras, efectuada en el 2001, la ONU fijó que a partir del año siguiente, cada 9 de julio se celebrara el Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego.

Se estima que cada año se destruyen cerca de 800 mil armas en todo el planeta. Sin embargo, también se calcula que uno de cada diez habitantes posee un arma. Esto se traduce en que incrementen las actitudes violentas y la posibilidad de cometer actos ilícitos.

La celebración de esta fecha con carácter internacional, propone la búsqueda de un tratado sobre el comercio de armas. Procuran que sea reflexivo respecto a los males que éstas provocan.

Asimismo, con la ocasión se hace un llamado a los gobiernos para que legislen a favor de un control adecuado. Se considera que sin el apoyo de todos los países involucrados, los esfuerzos locales tienden a quedarse cortos.

Generalmente, suele celebrarse esta efeméride con la destrucción de armas en todo el mundo. La promoción de acciones para la eliminación de armas de fuego de origen ilícito, es apoyada por organizaciones no gubernamentales. Entre ellas están Oxfam, Amnistía Internacional y la Red Internacional de Acción sobre Armas Pequeñas.

Día Internacional de la Destrucción de Armas de Fuego

Vea también: 15 muertos dejó ataque armado en bares de Monterrey

Pronunciamiento sobre la destrucción de armas

De acuerdo con la organización humanitaria internacional Oxfam: “el Día de la Destrucción de Armas de Fuego es un momento en el que ciudadanos corrientes de todo el mundo realizan una acción positiva para abordar de frente el problema de las armas de fuego”.

Desde esta ONG insisten en que cuando se producen 10 armas de fuego nuevas por cada 1 que se destruye, los esfuerzos de las personas corrientes se ven debilitados por la negativa a actuar de los gobiernos: un ejemplo clásico de un paso adelante y diez atrás.

“Sin un tratado internacional sobre el comercio de armas, los esfuerzos para abordar el problema seguirán sufriendo el sabotaje de la inacción de los gobiernos. Ante este panorama, las armas de fuego seguirán llegando a manos equivocadas”, sentenciaron.

Por su parte, Alfred Missair, coordinador del Sistema de las Naciones Unidas, aseguró que la fundición de las armas garantiza una destrucción completa, absoluta y técnicamente segura.

“Es la mejor forma de destruirlas porque las armas pasan a ser lingotes de metal. Estos a su vez se transforman en cabillas o en rieles: un uso más doméstico y menos agresivo”, explicó el experto.