#UnDíaComoHoy

#UnDiaComoHoy Se celebra el Día Mundial contra el Trabajo Infantil

Unos 168 millones de niños y niñas son víctimas de este flagelo

Desde hace 16 años se conmemora el 12 de junio como el Día Mundial contra el Trabajo Infantil. La Organización Internacional del Trabajo lo instituyó desde 2002 en atención a la magnitud global de este problema, así como para buscar medidas eficaces para erradicarlo.

Cada año, para esta fecha gobiernos, organizaciones de empleadores y de trabajadores, representantes de la sociedad civil, medios de comunicación y muchos otros actores en el nivel local,  unen esfuerzos en la campaña contra el trabajo infantil.

Para celebrarlo, realizarn diversos actos en los que se exponen los derechos de los niños para su crecimiento y desarrollo. En este día se quiere conseguir una implicación por parte de la población a nivel mundial. Se procura la participación de las autoridades competentes, con el objetivo de que los niños no sufran más por esto.

Vea también: Asesinaron a niña de 10 años en sector Gaira de Santa Marta

Tema para 2018

Cada año es elegido un tema, sobre el que versarán todas las actividades desarrolladas en este día. Para este año, la ONU propuso proteger a los niños del trabajo infantil ante conflictos y catástrofes.

Tal enfoque, según lo descrito por el organismo, obedece a varios factores. Primero, en el mundo, más de 1500 millones de personas viven en países afectados por conflictos, violencia o inestabilidad. Además, anualmente, alrededor de 200 millones de personas son víctimas de catástrofes naturales, un tercio de las cuales son niños.

Una proporción importante de los 168 millones de niños víctimas del trabajo infantil, viven en esas zonas. “Por ello, este año nos centramos en abordar el efecto de conflictos y desastres naturales en el trabajo infantil”.

En general, estas situaciones extremas tienen un efecto devastador en la vida de las personas: mueren o resultan mutiladas y heridas. Se ven obligadas a abandonar sus hogares, se destruyen sus medios de subsistencia, se les aboca a la pobreza y el hambre, y se violan sus derechos humanos.

Los niños suelen ser las primeras víctimas, al destruir las escuelas y los servicios básicos. Los menores desplazados o refugiados en otros países, son particularmente vulnerables a la trata y al trabajo infantil.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Close