#UnDíaComoHoy

#UnDiaComoHoy se celebra el Día Mundial de las Papas Fritas

Aunque se desconoce por qué escogieron esta fecha, lo cierto es que en muchos países la festejan

La papa es un alimento conocido en todo el mundo, con múltiples preparaciones en su haber; pero hay una muy rica forma de hacerlas que es amada por todos y por eso se celebra el Día Mundial de las Papas Fritas.

Desde el descubrimiento de este sabroso tubérculo, hace unos 7.000 años entre Perú y Bolivia, las distintas culturas le han brindado un sello característico. Tuvo tanta importancia desde su descubrimiento que fue uno de los alimentos que salvó a la humanidad de la hambruna.

No se sabe aún por qué es precisamente el 20 de agosto el Día Mundial de las Papas Fritas. Lo que sí no deja ninguna duda es que tiene muchos adeptos y por eso la celebran; bien sea con competencias de mejor preparación o de quién las come más en menor tiempo.

De acuerdo con algunos registros históricos, la forma en la que se cortan para hacerlas, como bastoncitos, se originó entre Bélgica y Francia. Sin embargo, la disputa por ese origen se mantiene vigente hoy día. Mientras que los belgas la cocinan en dos etapas: en aceite y con grasa; los franceses sólo en aceite.

Día Mundial de las Papas Fritas

Vea también: Bacteria peligrosa: La Anmat retiró alimentos congelados del mercado

¡Prepáralas en casa!

Para acompañarlas con salsa, en las populares salchipapas o con arroz hay técnicas para dejarlas irresistiblemente crujientes en casa. En primer lugar hay que elegir muy bien las papas, descartando las que estén muy blandas o un poco verdes

El tamaño ideal para una papa frita es de entre 6 y 7 milímetros de ancho. Antes de cocinarlas, conviene lavarlas bien para retirar el exceso de almidón. Lo ideal es precocerlas en agua hirviendo, freír unos minutos y congelar, antes de darles la cocción definitiva.

La cocción toma más tiempo si se hace en aceite nuevo, pero uno muy usado las deja con sabor a quemado; el punto de equilibrio está en el aceite filtrado que fue utilizado unas dos o tres veces.

Es indispensable sumergir las papas completamente en aceite, ni muy caliente ni muy frío; la temperatura ideal es entre 120°C y 150°C, para la primera cocción, y de 175°C para la segunda.

Prepáralas en varias tandas, porque si pones mucha, se enfría el aceite y las papas te van a quedar blandas y pálidas. ¿Y la sal?: para salarlas lo mejor es hacerlo apenas salgan del sartén. Cuando agregas la sal antes de la cocción, corres el riesgo de que la papa se ablande.

Marketing Digital Experience

Artículos relacionados

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Close